16 dic. 2014

EL DOMINGO NO TODO FUE ALEGRÍA PARA EL ARQUERO DE RACING

La tragedia del padre de Sebastián Saja
Daniel Saja se dirigía el domingo desde Brandsen a Avellaneda para ver a su hijo en el partido de Racing ante Godoy Cruz. En el trayecto atropelló a un chico de 8 años, quien luego falleció. Rápidamente se entregó a las autoridades y quedó en libertad
Daniel Saja había salido en su camioneta desde Brandsen y con rumbo a Avellaneda para presenciar el partido que Racing ganó ante Godoy Cruz y se consagró campeón del torneo de Primera División. El accidente, ocurrido en el kilómetro 63 de la ruta 210, se produjo cuando el chico se escapó del control de sus padres, todos oriundos de Córdoba y que iban hacia la Capital Federal, que circulaban en camión y que habían frenado al costado de la ruta para realizarle una ofrenda al Gauchito Gil, para lo cual debieron cruzar la carretera ya que la figura se encontraba del lado contrario al cual se encontraban estacionados. En un momento el chico quiso subir a la ruta y allí fue atropellado por Daniel Saja, quien circulaba a bordo de una camioneta Peugeot Expert MYS 611. El padre del arquero de Racing frenó rápidamente y con urgencia intentó ayudar al pequeño ya fallecido. "El nene salió de atrás del camión, corrió hacia la ruta, cruzó de forma imprudente y el papá de Saja no pudo esquivarlo. Lo atropelló de lleno y le provocó una muerte instantánea", dijo el subcomisario Martín Echeverría de la comisaría de Brandsen. Ante la tragedia, Daniel Saja se entregó a las autoridades policiales y estuvo demorado durante cinco horas. Luego fue liberado pero se inició una causa penal cuya carátula es la de Homicidio Culposo e interviene la UFI 10 de La Plata.
Publicar un comentario