22 dic. 2014

HAY PREOCUPACIÓN DE PARTE DE LOS EMPRESARIO

El Gobierno prepara profundas modificaciones laborales con el nuevo Código de Trabajo. La idea de unificar todas las leyes en un mismo cuerpo normativo incluiría reformas que inquietan al sector empresario porque ampliaría beneficios para los empleados: indemnización, licencias y reparto de ganancias. En el tramo final de la gestión presidencial de Cristina Kirchner, el oficialismo impulsa la sanción de un Código de Trabajo con el que se propone anular los efectos nocivos de la política de flexibilización laboral que se promulgó en la década del 90. Con esa premisa, el diputado Héctor Recalde(FOTO) (Frente para la Victoria) y un grupo de abogados laboralistas trabajan en la conformación del Código que agruparía todas las leyes vigentes que regulan el empleo e incluiría profundos cambios que ampliarían algunos derechos de los trabajadores. Los empresarios están inquietos porque trascendió que el kirchnerismo avanza sigilosamente en varios temas relevantes para la economía de las patronales como son la inclusión de los empleados en el reparto de utilidades, la extensión de licencias por embarazo y paternidad, el incremento de la indemnización mínima y la constitución de comités mixtos de seguridad e higiene dentro de las compañías. La idea ya es analizada por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, e incluso hubo contactos con el secretario de Justicia, Julián Álvarez, y el secretario legal y técnico de la presidencia, Carlos Zannini. "Hay mucha preocupación con esto, porque estamos observando avances importantes y no sabemos hasta dónde van a llegar", admitió -en diálogo con el diario El Cronista- el titular de una entidad empresaria que prefirió mantener su identidad bajo reserva. "Esto puede ser muy peligroso y más en el actual escenario económico", advirtió otro ejecutivo. Ante el aluvión de rumores y análisis que se hicieron sobre el proyecto, Recalde aseguró esta mañana -en declaraciones a radio Vorterix- que el aumento de las indemnizaciones en principio no forma parte de la iniciativa, pero reconoció que sí se trabaja en otros puntos que ya se dieron a conocer públicamente. "Lo de las licencias es viejo y lo ideal sería llevar a 180 días la que se otorga por maternidad, pero duplicarla parece mucho: hoy está en 90 y la idea es que sea por lo menos de 100 días", detalló el diputado kirchnerista. "Que al padre le otorguen dos jornadas es miserable, tiene que gozar de no menos de 15 días", consideró. Sobre la inclusión de los trabajadores en el reparto de las utilidades de las compañías, Recalde señaló que ya "tiene estado parlamentario" y seguramente será un tema de debate durante el próximo año. En tanto, fuentes del ministerio de Trabajo señalaron al diario La Nación que la idea es "hacer un reordenamiento de la legislación" pero "no se pretende cambiar el espíritu de (Norberto)Centeno", autor del anteproyecto que fue el antecedente principal del Régimen de Contrato de Trabajo. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, buscó restar importancia al proyecto. "Hay una iniciativa, efectivamente, pero eso forma parte de la exposición pública de un legislador", aseguró esta mañana en su conferencia de prensa diaria en Casa Rosada. Las críticas que comenzó a recibir la propuesta -incluso antes de que se conozca su alcance- no modifican la postura de Recalde, quien pese a que está seguro de que próximamente se comenzará a hablar de "ley antiempresa" y volverá a compararse a la Argentina con Venezuela para deslegitimar la idea oficialista, no piensa pisar el freno. "Me la banco", desafió.
Publicar un comentario