21 feb. 2015

NO SE AGUANTO MÁS, Y HABLO!!!

Finalmente, Cristina habló del #18F: "Fue una marcha opositora"
La Presidenta usó su página personal para cuestionar los motivos del acto y acusar al “Partido Judicial” de ser el nuevo “Partido Militar”. La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo un sepulcral silencio respecto de la marcha convocada por los colegas del fallecido fiscal Alberto Nisman el día en que se cumplía el primer mes de su muerte, el 18 de febrero pasado. Cristina inició su exposición escrita con un queja hacia “TN, el cable del monopolio Clarín” y afirmó que “la palabra y el silencio, parecen tener dueños en la Argentina”. Respecto a su demora, la mandataria sostuvo que “como ciudadana antes que como Presidenta, siempre he tenido la costumbre de analizar, evaluar y luego opinar sobre cualquier hecho, una vez que este ocurre”, para luego referir que se trató de una marcha de fiscales en reclamo de Justicia, “algo realmente tan insólito como sería una convocatoria de Ministros del Poder Ejecutivo reclamando una mejor ‘gestión de gobierno’”. “Tampoco fue una marcha del “silencio”, porque el mismo fue sonoramente roto por un orador sindical integrante de una central obrera ferozmente opositora al gobierno”, sostuvo Cristina Kirchner en referencia a mensaje de Julio Piumatto, Secretario General de la Asociación de Empleados Judicial, aunque no mencionó que también fue diputado nacional por el oficialismo cuando la relación entre Kirchner y Moyano no estaba rota. “En definitiva: tanto en lo gestual como en las palabras y en lo ostensiblemente visible, el 18Ffue decididamente una marcha opositora, convocada por fiscales y apoyada por jueces y todo el arco político opositor”, agregó la Jefa de Estado. Luego, la mandataria tomó el camino de las comparaciones al recordar que esta marcha “sí tuvo un único e inmenso mérito, que es el que en la Argentina, tu país, se puede disentir, se puede insultar al Gobierno y a la Presidenta, y se puede marchar libremente. No siempre fue así, y no hablo de la Dictadura. Aún recuerdo lo que les pasó a los que se les ocurrió disentir el 19 y 20 de diciembre del 2001, en la Plaza de Mayo. Represión, más de 30 muertos, disparos sobre la multitud, Estado de Sitio”. Números. La Presidenta también hizo referencia a los números de la convocatoria. Al respecto, hizo un collage de tapas de las marchas que ella considera “las más importantes” de las que ha sufrido su Gobierno: una de Blumberg –a quien llamó “ingeniero” entre comillas– y la concentración en el Monumento a los Españoles en pleno conflicto con el Campo por la resolución 125.
Entonces, Cristina analizó los números de las distintas convocatorias por las fotos aéreas de la misma y hasta le pareció “demasiada coincidencia” que Clarín y La Naciónpusieran los mismos números de asistentes –150 mil– cuando son números que proveen las fuerzas de seguridad. Y para el momento de aquellas marchas, no existían la Policía Metropolitana para brindar otra versión de los números. Finalmente, cuestionó que se hablara de 400 mil asistentes a una marcha que en su mayor extensión abarcó la totalidad del predio exitente entre el Congreso Nacional y el vallado de la Plaza de Mayo, más las calles laterales y ambas diagonales. El nuevo Partido Militar. “Allí esta el verdadero hecho político e institucional de la marcha del 18F. La aparición pública y ya inocultable del Partido Judicial. Nuevo ariete contra los Gobiernos Populares, que suplanta al Partido Militar en el rol que, en el trágico pasado, asumiera respecto de Gobiernos con Legalidad y Legitimidad democrática”, sostuvo Cristina Kirchner en el punto más álgido de su extenso texto. Luego, la mandataria también abordó la teoría de “intento de Golpe”: “Ya no se trata de golpes violentos que interrumpen el funcionamiento de las instituciones y de la Constitución. La modalidad es más sofisticada. Articula con los Poderes económicos concentrados y fundamentalmente con el aparato mediático monopólico, intentando desestabilizar al Poder Ejecutivo y desconociendo las decisiones del Legislativo. O sea, un súper poder por encima de las instituciones surgidas del voto popular”, sostuvo Cristina. Y agregó que se trata de “un Partido Judicial integrado por grupos de Jueces y Fiscales vinculados y promocionados por los grandes medios y grupos económicos. Muchos de ellos también defensores de las leyes de la impunidad para los crímenes del Terrorismo de Estado durante la última Dictadura, otros ex-funcionarios políticos de la década del noventa y casi todos de aceitada articulación con las conducciones subterráneas desplazadas de los organismos de inteligencia”. “Este Partido Judicial, que al mismo tiempo que funciona como armadero de causas, al mismo tiempo cajonea otras. Es el que llama a indagatoria al Ministro de Justicia media hora antes de que la Cámara de Diputados comience el tratamiento en la Cámara de Diputados del nuevo Código de Procedimiento Penal. Es el que llama a declaración indagatoria a la Procuradora del Tesoro cuatro días después de que la misma se presenta en el expediente donde se tramita la descabellada denuncia del Fiscal Nisman, con un escrito de 60 páginas y prueba documental que da por tierra al absurdo “plan criminal elaborado por la Presidenta de la República y su Canciller y aprobado por el Congreso de la Nación”.
A continuación, la mandataria enumeró las supuestas pruebas de la existencia del “Partido Judicial”: causas de Lesa Humanidad “cajoneadas”, impedimento de la aplicación de la Ley de Medios y las imputaciones contra funcionarios de su Gobierno.
Publicar un comentario