21 jun. 2015

CRISTINA NO SERA CANDIDATA

Finalmente la Presidente no será candidata
La jornada estuvo marcada por las negociaciones en la Casa Rosada, por donde pasaron funcionarios y dirigentes para firmar sus lugares como precandidatos en las PASO. La mandataria dejará de tener cargos públicos desde el 11 de diciembre
Las primeras horas del día fueron tranquilas. Pero con el cierre de listas cada vez más cerca, los pasos de funcionarios y dirigentes se escucharon con más fuerza en la Casa Rosada. Luego del acto por el Día de la Bandera que encabezó la presidente Cristina Kirchner en Rosario, las últimas definiciones del kirchnerismo para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO)terminaron de cocinarse en Balcarce 50. Carlos Zannini, secretario de Legal y Técnica, se mantuvo en constante comunicación con la mandataria, que siguió de cerca cada detalle desde Olivos acompañada por su hijo Máximo Kirchner. La gran sorpresa del cierre fue que la presidente finalmente no se postuló en ninguna lista, una opción que permaneció en suspenso hasta último momento. El despacho de la Subsecretaría Técnica, en la planta baja de la casa de Gobierno, concentró las firmas de cada funcionario que buscaba definir su futuro a partir del 11 de diciembre. Muchos entraban sin saber exactamente qué firmaban, y no todos salían seguros del lugar que les había tocado en las listas. "Vine a firmar, pero no sé bien dónde quedé", dijo un funcionario de primera línea. Uno de los primeros en llegar a la Casa Rosada fue Diego Bossio, titular de la Anses, que se ubicó tercero en la lista de precandidatos a diputados nacionales para la provincia de Buenos Aires, luego de Eduardo "Wado" de Pedro y Cristina Álvarez Rodríguez, un segundo lugar que negoció el sciolismo. Desde su despacho en el primer piso que da al Patio de las Palmeras, De Pedro tuvo un rol protagónico en las últimas negociaciones. Jorge Landau, apoderado del Partido Justicialista (PJ), subía y bajaba las escaleras entre el primer piso y la oficina en la planta baja donde se materializaban las firmas, hasta que media hora antes del cierre partió a Matheu 130, donde se encuentra la Junta Electoral. Más allá de las negociaciones, la mayoría de funcionarios llegó después del partido que disputó la selección argentina por la Copa América, y se concentraron en destacar la importancia de la fórmula presidencial de Daniel Scioli y Carlos Zannini. "Está asegurada la continuidad del modelo", dijo el ministro de Planificación, Julio de Vido, quien estará sexto en la lista de precandidatos a diputados por la provincia de Buenos Aires. Y agregó: "Cristina va a liderar el espacio después del 11 de diciembre. No hay que preocuparse tanto por lo que decidió, sino por la política que ella plantee". El ministro de Justicia, Julio Alak, pasó por la Casa de Gobierno pero no firmó en ninguna lista para las PASO. El funcionario aseguró que se presentó para acompañar a otros dirigentes, y destacó que "la fórmula Scioli-Zannini es perfecta. Zannini tiene una sólida formación política".
Zannini eludió a la prensa en los pasillos de la Casa Rosada
Peronismo reloaded
Las internas por las dos fórmulas del Frente para la Victoria (FPV) para gobernar la provincia de Buenos Aires quedaron en evidencia en los pasillos de la casa de Gobierno. El precandidato a gobernador bonaerense Julián Domínguez y su compañero de fórmula, Fernando Espinoza, marcaron la cancha como la fórmula predilecta del peronismo. "Es el espacio que van a apoyar losintendentes de la provincia", aseguró una fuente cercana a la Secretaría General de la Presidencia.
El secretario de Seguridad, Sergio Berni, dijo a los medios que decidió bajarse de la carrera como precandidato a gobernador bonaerense. "No podía haber interna de cuatro candidatos, y la candidatura no es un capricho electoral", dijo quien firmó como precandidato a senador provincial por la segunda sección de la provincia de Buenos Aires.
Berni dejó en claro que apoyará a la fórmula de Domínguez-Espinoza, aunque no criticó a la otra opción del kirchnerismo para la provincia de Buenos Aires, conformada por el jefe de Gabinete,Aníbal Fernández y el diputado nacional Martín Sabbatella. "Son dos amigos, pero yo soy peronista", remarcó.
La antesala del despacho donde los funcionarios entraban a firmar se arrebató de gente a partir de las 10 de la noche. Las dos últimas horas resultaron claves. Hasta último momento, ningún funcionario quiso arriesgar cuál sería el destino de la presidente, ni siquiera después de que Jorge Taiana confirmó que encabezará la lista nacional de precandidatos al Parlasur por el FPV.Taiana se había anotado en la carrera por la sucesión presidencial, aunque resignó este lugar tras el "baño de humildad" que pidió la jefa de Estado.
La idea que quedó en los pasillos de la Casa Rosada fue el "ordenamiento" que generó la presidente con el cierre de listas. Con poco ruido, logró definir una sola precandidatura presidencial para el partido, y la foto de Kirchner, Zannini y Scioli en el helicóptero presidencial al volver de Rosario logró mostrar que, ante todo, la decisión final sigue siendo de ella.
Publicar un comentario