8 jun. 2015

QUEREMOS DOS BANCAS Y UNA INTENDENCIA

El PRO le pide a Cano dos bancas y una intendencia
El macrismo pone condiciones a la alianza.
El macrismo no se resigna a ser un convidado de piedra dentro de la alianza electoral que formaron el radical José Cano y el peronista Domingo Amaya. Por eso, el fin de semana, en un plenario realizado en Mar del Plata, los referentes nacionales del PRO ratificaron su intención de contar con un postulante a senador nacional y otro a diputado, además del candidato a intendente de Yerba Buena dentro del Acuerdo por el Bicentenario. En el Hotel Torres de Manantiales, cuyo dueño es el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, el Consejo Nacional del PRO deliberó con la participación del precandidato presidencial y máximo referente, Mauricio Macri. Las jornadas fueron conducidas por el secretario general del órgano, el tucumano Pablo Walter, y por el misionero Humberto Schiavoni. Según relató el ex senador nacional por Tucumán, se efectuó un análisis del escenario político en cada distrito, y hubo una exposición del consultor Jaime Durand Barba. Este difundió el resultado de la última medición nacional, que favorece -según la encuesta- a Macri por encima del kirchneristaDaniel Scioli. Ese mismo sondeo, en el caso del área metropolitana de Tucumán, indica que la fórmula Cano-Amaya le llevaría 20 puntos porcentuales al binomio alperovichistaJuan Manzur-Osvaldo Jaldo (51% a 31%). La encuesta telefónica fue realizada en mayo, tras la formalización del acuerdo entre el radical y el intendente. Además de descartar un acuerdo con el tigrense Sergio Massa y de ratificar como aspirante a la gobernación bonaerense a María Eugenia Vidal, el macrismo se dio tiempo para analizar su participación dentro del espacio opositor en Tucumán. Hace dos semanas, Macri había visitado la provincia para bajar a José Manuel Avellaneda como precandidato a gobernador y expresar su apoyo al diputado Cano. Parte de ese compromiso, según los dirigentes del macrismo, es la presencia de referentes de ese espacio en las listas, tanto locales como nacionales. Así, el PRO pretende tener un aspirante a senador y otro a diputado en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del 9 de agosto (PASO) con posibilidades reales de resultar electos. Cano liderará la lista para la Cámara Alta, y un macrista sería postulante suplente en primer lugar (si el radical gana la gobernación, renunciará al escaño). El argumento es que esas bancas serían las que el PRO obtendría aún presentándose en soledad. Paralelamente, el macrismo cerró filas y exigió al Acuerdo por el Bicentenario que el único candidato a intendente de Yerba Buena sea el legislador Alberto Colombres Garmendia. Para ello, Cano debería lograr que el edil radical Mariano Campero desista de su postulación. Finalmente, el PRO solicitó acoples legislativos en las tres secciones electorales y para intendentes, concejales y delegados comunales.
Publicar un comentario