3 nov. 2015

SI GANA MACRI, LAS PERSONAS CON CÁNCER NO TENDRÁN MÁS TRATAMIENTO.-

El ministro de Salud dice que le hackearon su Twitter, tras la polémica por el cáncer
En la cuenta de Daniel Gollán se publicó un mensaje que advertía sobre un tratamiento oncológico que no continuaría si gana Macri; luego fue borrado
El cataclismo que pronostica el kirchnerismo si Mauricio Macri le gana a Daniel Scioli tuvo ayer un capítulo singular: en la cuenta de Twitter del ministro de Salud, Daniel Gollán, se publicó un polémico mensaje sobre el cáncer que horas después desmintió y fue borrado.
"Los 12 nuevos centros de radioterapia para tratamiento del cáncer continuarán adelante si Scioli es presidente. Pensá bien tu voto", decía el tuit.
Esta mañana, tras la polémica, Gollán desmintió haber escrito ese mensaje y aseguró que hackearon su cuenta. "Desmiento tajantemente haber publicado esa expresión de mal gusto. Hace más de 25 años me desempeño como médico en hospitales públicos y jamás se me ocurriría mezclar las penurias que el cáncer provoca sobre las personas que lo padecen y su entorno cercano, con una campaña electoral, por mas crucial que esta fuera", dijo Gollan en un comunicado de prensa.
En el comunicado distribuido esta mañana, agregó además que personalmente administra su cuenta en la red social twitter, y reconoció "tener criterios de seguridad normales, para nada sofisticados", por lo que cuando advirtió el injustificable contenido del posteo "que aviesamente pretendieron adjudicarme, procedí a despublicarlo inmediatamente".
Pese a la desmentida, Gollán publicó otros mensajes en la línea trazada por el oficialismo en las últimas horas.
El sábado pasado, el ex secretario de Salud publicó: "¿Querés volver a los hospitales sin insumos, o al trueque, o al corralito o al 58 % de desocupación? Pensá bien tu voto. Macri es todo eso".
Ayer a la tarde, planteó: "Un millón de metros cuadrados nuevos de hospitales y centros de salud construidos en el país. Para que esto siga, Scioli debe ser presidente".
Los mensajes de Gollán se enmarcan en la estrategia que emerge desde ministerios, secretarías, organismos descentralizados y universidades afines a la Casa Rosada con advertencias a los votantes sobre supuestos hechos en caso de que el candidato de Cambiemos se convierta en el sucesor de Cristina Kirchner.
Otros miembros del gabinete también reforzaron ayer la nueva estrategia de confrontación de modelos."Los que hacen campaña sucia son ellos. Le llaman miedo a que digamos lo que van a hacer porque tienen la estrategia de no hablar de lo que van a hacer", reaccionó Carlos Zannini, secretario de Legal y Técnica y candidato a vicepresidente.
"¿Decir la verdad es meter miedo?", planteó Aníbal Fernández, que celebró que en la propaganda del Fútbol para Todos se incluyera un fragmento comparando a Macri con José Alfredo Martínez de Hoz. "¿Resulta que ahora Macri se asusta porque le dicen cosas que son reales?", lo apuró.
En la misma línea, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, reiteró el concepto de la campaña que instaló el Gobierno. "La sociedad tiene miedo a que Macri gane las elecciones, y no porque se lo hayan impuesto a la gente, sino por todo lo que Macri dijo durante su carrera", descargó en declaraciones a Radio Uno.
Publicar un comentario