7 dic. 2015

EN VENEZUELA EL PUEBLO QUIERE UN CAMBIO

Maduro: "ha triunfado la guerra económica"
Elecciones en Venezuela.El presidente adjudicó la histórica derrota a una campaña "desleal" de la oposición. Rechazó felicitar a los ganadores. Y advirtió sobre una "contrarrevolución en puerta".
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reconoció la histórica derrota en las elecciones parlamentarias, pero nunca llegó a revisar su propia gestión como motivo de la debacle, más bien la atribuyó a una campaña opositora “desleal” basada en la desestabilización económica fogoneada por distintos sectores internacionales, y advirtió que en breve espera una ofensiva de la contrarrevolución para hacerse del poder y desmontar los logros del proceso bolivariano.
“Hemos venido con nuestra moral, con nuestra ética, a reconocer estos resultados adversos, a aceptarlos, y a decir que ha triunfado la democracia”, aceptó el mandatario en un discurso televisado tras conocerse las cifras parciales, que dieron una clara victoria a la Mesa de Unidad Democráctica (MUD), a la que rechazó felicitar.
Pero pese a este reconocimiento, Maduro sostuvo que el duro traspié fue impulsado por una “guerra económica” y una campaña “desleal” de parte de la oposición, que contó con la complicad de vastos sectores de la política internacional.
“Yo podría decir hoy: ha triunfado la guerra económica, ha triunfado una estrategia para vulnerar la confianza colectiva en un proyecto de país, ha triunfado circunstancialmente el estado de las necesidades creado por una política de capitalismo salvaje, de esconder los productos, de encarecerlos”, aseguró el gobernante.
De este modo, Maduro responsabilizó de la derrota del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la “guerra económica” que habría causado una escalada de la inflación y una escasez de productos básicos a nivel nacional.
“Nuestro reconocimiento de los resultados estuvo siempre garantizado y siempre supimos que estábamos nadando contra la corriente y tratando de ascender contra las dificultades y no nos escondimos, siempre dimos la cara”, reflexionó a pesar de que había advertido sacar al ejército a las calles si la oposición ganaba.
Maduro no felicitó a la oposición por el resultado y, por el contrario, criticó lo que consideró una “campaña desleal” de la MUD en base a “ofertas engañosas” que prometían poner fin a las calamidades económicas que ellos mismos habrían generado.
“En las filas de votación les fueron a entregar papeles a los votantes para decirles: ‘vota por mí que yo te la resuelvo’. Ofertas engañosas, ha llegado la hora pues de ponerse de acuerdo y parar la guerra económica contra el país, respetar la ley, respetar las leyes de la economía y respetar las leyes de la sociedad”, fustigó Maduro con amargura.
El mandatario no escondió su pesar por la derrota y advirtió que en los próximos meses espera una ofensiva de la contrarrevolución para intentar hacerse con el poder y desmontar los avances logrados por el proceso fundado por el fallecido presidente Hugo Chávez desde 1999.
Desafiante, afirmó dirigiéndose “al mundo entero que nos está escuchando que en Venezuela no ha triunfado la oposición, en Venezuela circunstancialmente el día de hoy ha triunfado una contrarrevolución en puertas, una contrarrevolución ha impuesto su escenario, ha impuesto su guerra”.
Desde Europa, le contestaron que “la elección del electorado es un voto de cambio y un claro llamado a todos los actores políticos e instituciones en Venezuela para comprometerse en esfuerzos políticos constructivos para abordar juntos los desafíos”, según palabra de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.
Publicar un comentario