20 abr. 2016

VAMOS ATENER MANO DURA CON LOS VENDEDORES DE DROGAS

Manzur prometió mano dura con los vendedores de droga
“Envenenan a nuestra gente”, dijo el mandatario en Monteros. Amado salió al cruce del intendente Sánchez, de Concepción El gobernador dijo que será inflexible, al inaugurar un destacamento de Gendarmería. El gobernador de la provincia, Juan Manzur, advirtió que en Tucumán “les va a caer todo el peso de la ley a los que trafican con la muerte y que son una amenaza para la juventud y la familia”. “No vamos a negociar y seremos inflexibles con estos mercaderes que envenenan a nuestra gente y que en Buenos Aires, en una noche, fueron responsables de la muerte de cinco jóvenes”, apuntó en referencia a los vendedores de drogas. El primer mandatario habló el lunes a la noche en Monteros al participar de la apertura oficial del primer destacamento de Gendarmería Nacional en el sur tucumano. Estará integrado por una patrulla de 20 hombres, los que comenzarán a realizar controles en las rutas 307 que conduce a los Valles Calchaquíes y la Nacional 38. El edificio que albergará a los uniformados se encuentra ubicado en inmediaciones del Parque 28 de Agosto y de la Terminal de Ómnibus de esa ciudad. A raíz de la lluvia que caía, el acto se realizó en el Polideportivo Municipal. Además de Manzur, estuvieron el vicegobernador, Osvaldo Jaldo; los ministros, de Gobierno, Regino Amado, del Interior,Miguel Acevedo, el intendente local, Francisco Serra y el jefe de la IV Región de Gendarmería Nacional, Claudio Domenichini. “Buscamos el bienestar de los tucumanos, mejorando la seguridad. Gendarmería se integra a la Policía Federal y de la provincia en una tarea muy dura y que necesita de la ayuda de todos”, destacó Manzur. Por su parte, el ministro Amado, impulsor del proyecto de radicación de Gendarmería en Monteros, anticipó que también se instalará en el pueblo Capitán Cáceres un escuadrón de 150 hombres de la misma fuerza de seguridad nacional. Los efectivos permanecerán en el edificio en que iba a funcionar la Escuela de Policía, pero que después quedó abandonado. “Tenemos un arduo trabajo por delante en el afán de mejorar la seguridad. Es que también hay que abordar la problemática de la educación y el desarrollo social y cultural para alejar a los jóvenes de todo lo que los lleve a delinquir”, advirtió el ministro.
Publicar un comentario