16 jun. 2016

"De Vido debe abrir la puerta de su casa y que entren jueces"

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, exhortó al diputado nacional Julio De Vido a permitir los allanamientos en sus domicilios, luego del escándalo con José López y los bolsos repleto de dólares. Si bien reconoció que el caso es un revés para Cristina de Kirchner, el senador aseguró que no es el fin del kirchnerismo. "No me gusta decir que son cosas definitivas o definitorias. Los movimientos políticos deben ser representativos de los argentinos, y los argentinos buscarán su representación donde les parezca", aseveró. Pinedo evitó involucrar a la expresidente en el escándalo de López y los presuntos hechos de corrupción. "Una cosa es lo que a mí se me puede ocurrir, pero otro cosa es lo que puedo decir seriamente. No puede decir que sí, que lo conocía, es muy fácil decir eso, pero no puedo decirlo porque no lo puedo probar. No creo que estuviera al detalle de lo que hacía cada uno de estos personajes al detalle. Me parece raro que nadie supiera lo que nosotros veníamos denunciando, y mucho menos que no tengan información", señaló. En declaraciones a radio Belgrano, Pinedo coincidió con el pedido de la oposición de quitarle los fueros al diputado y exministro de Planificación, también vinculado a denuncias con obra pública. "De Vido debe abrir la puerta de su casa y que entren los jueces, es lo que haría yo. Si me acusan y quieren ver mi casa, les abro la puerta, ¿cuál es el tema? Para mí no hay ningún tema, pero creo que todos los que son diputados deberían hacer lo mismo", enfatizó. Por otra parte, el dirigente del PRO celebró la aprobación en el Senado de los pliegos de los candidatos a jueces de la Corte Suprema Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz. "Hubo reuniones todo el tiempo, senador por senador para hablar de la importancia del tema. Lo del caso de José López sin dudas tuvo que ver. Creíamos tener una cantidad de votos muy alta, pero esto fue mucho más. Rosatti sacó 60 de 70 y 58 sobre 70 Rosenkrantz. El número que necesitábamos era 47", sostuvo.  "Esto refleja una contracara, la Argentina que no queremos, de López tirando bolsos de plata por arriba de los conventos, y por otro lado, la contracara de tener una buena justicia", analizó. Pinedo admitió que "estuvo mal pretender nombrar a los jueces por decreto" y se expresó a favor de ampliar el cupo femenino en la Corte. "Se discutió mucho, y creo que hay una decisión unánime. La próximas vacantes se van a cubrir con mujeres y con gente que tenga una mirada de la Argentina que es distinta a la de los porteños, del Noroeste, de la Patagonia o de Corrientes". "Modificar la cantidad de jueces de la Corte es debatible, depende a quien se nombre", agregó.
Publicar un comentario