20 oct. 2016

Cambiemos consiguió aprobar en Diputados la boleta electrónica para 2017

El proyecto fue avalado en general con 152 votos a favor y 75 en contra, tras un debate de casi 11 horas. El Frente Renovador y el bloque Justicialista garantizaron los votos para la media sanción, que ahora discutirá el Senado. El kirchnerismo rechazó el cambio del sistema, que debutará en los comicios legislativos del año que viene.Tras un debate marcado por las negociaciones minuto a minuto, el frente Cambiemos dio el primer paso para estrenar el año que viene un nuevo sistema electoral en todo el país, que reemplaza el voto en papel por la boleta electrónica. El oficialismo consiguió aprobar en la Cámara de Diputados el proyecto de reforma electoral, que obtuvo 152 votos a favor y 75 en contra, mientras el Senado avanzaba horas antes con la media sanción de la ley de paridad de género. El Frente Renovador de Sergio Massa y el bloque Justicialista de Oscar Romero y Diego Bossio le garantizaron a Cambiemos los votos necesarios para aprobar la iniciativa, donde se definía además el formato de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).
En tanto, el Frente para la Victoria y la izquierda rechazaron la aplicación de la boleta electrónica, que ya debutó en Salta y en la Ciudad de Buenos Aires, con un formato casi idéntico al que se implementará en 2017 si la ley es sancionada.
El proyecto también recibió tres abstenciones, del bloque Frente de la Concordia de Misiones, referenciado en el exgobernador Maurice Closs.
El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli, sostuvo al inicio del debate que “nuestro sistema de votación ya está agotado, ya ha dado todo lo que podía dar y hoy en día presenta muchas dificultades que el Gobierno quiere superar”. “El robo de boletas se ha extendido demasiado y hoy es un flagelo a la hora de votar y puede modificar el resultado electoral. Es por eso que nos proponemos agregar transparencia al sistema y al resultado de la votación, garantizando a los electores que en todas las circunstancias puedan votar por el candidato de su preferencia”, explicó Tonelli. Para despejar dudas sobre la confiabilidad del sistema, el macrista señaló que “se amplían las atribuciones de control de la Cámara Nacional Electoral, y se realizan auditorías previas, simultaneas y posteriores a la elección”, además de la incorporación de fiscales informáticos. El legislador del Pro indicó además que se prohibirán las candidaturas múltiples, de modo tal que un mismo dirigente no podrá ser candidato a un cargo nacional y uno provincial de manera simultánea.
La posición del Frente para la Victoria fue defendida por Diana Conti, quien adelantó que su bloque sólo acompañaría la paridad de género, y reclamó “una progresividad en el aprendizaje del ejercicio del voto” para los electores que “no tienen una relación amigable con Internet”.
La falta de garantías fue el argumento que esgrimió no solo Conti, sino también su par Juan Manuel Pedrini, autor de otro dictamen que contemplaba la impresión de una boleta sin ningún tipo de dispositivo electrónico.“Queremos que este voto así impreso se deposite en una urna, que sea contado manualmente y luego que se haga la transmisión del resultado de esa urna, no mediante el uso de la electrónica, sino a través de telegramas”, detalló el chaqueño. Con ese argumento, sostuvo que una elección debería poder ser controlada “por cualquier ciudadano que sepa leer y escribir” para evitar que “una minoría informática suplante a la voluntad popular”.
Un proyecto similar fue presentado por los peronistas Juan Manuel Abal Medina y Omar Perotti en el Senado, donde nadie se anima a arriesgar cómo quedará la ley, dado que Cambiemos está en desventaja numérica frente al bloque de Miguel Pichetto.
Por el bloque del Frente Renovador-UNA, Juan Brügge destacó “las atribuciones de los delegados electorales para que sea el Poder Judicial el que conduzca la elección, y así darle mayor transparencia y que no aparezca la tentación de un gobierno de querer manipular una elección a su favor”.
Pablo Kosiner, hombre del gobernador Juan Manuel Urtubey, ponderó la experiencia de Salta, donde la boleta electrónica fue implementada de forma gradual. “La única verdad es la realidad y en Salta no tuvimos un sólo caso válido de impugnación. La boleta electrónica pretende ser una mejor herramienta acorde a las nuevas experiencias y a más transparencia”, enfatizó.
En cambio, Néstor Pitrola (Frente de Izquierda) habló de una reforma “reaccionaria” porque “refuerza la intervención del Estado en la vida de los partidos políticos y acentúa la incidencia de los grupos económicos y financieros en la política, reforzando una democracia rehén de esos grupos económicos y promoviendo la corruptela política”.
“En esta reforma, el voto electrónico –que de hecho es polémico en todo el mundo- y la paridad de género –que es un maquillaje al retroceso social de la mujer- son anzuelos que ocultan este contenido”, sentenció el referente del Partido Obrero.
Al momento del cierre del debate en general, la jefa del bloque massista, Graciela Camaño, aseveró que “tenemos que resolver el tema de la boleta, porque se roba, se fragua, aparecen boletas con candidatos cambiados”. “Pusimos todos los resguardos para que el sistema esté controlado”, ratificó.
Por el contrario, el camporista Juan Cabandié criticó la boleta electrónica. “El sistema es vulnerable, y no lo decimos nosotros. El mismo (Martín) Lousteau puso un manto de duda”, recordó, al referirse a la elección que lo enfrentó con Horacio Rodríguez Larreta.
Cabandié precisó que Salta “tardó cuatro años” en implementar este sistema, y agregó que Brasil demoró otros diez años. “¿Por qué intentamos introducir este tema de la noche a la mañana?”, se preguntó.
Finalmente, el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri, aclaró que no se trata de “voto electrónico”, e incluso afirmó que “hay más papel que máquinas”, dado que lo que irá a la urna es una boleta impresa.
“El Estado es el que garantiza la presencia de la oferta electoral en la votación. ¿O no les ha pasado que en las PASO han hecho de fiscales para los que no tienen fiscales?”, sugirió el cordobés. Por último, concluyó que “va a haber una reforma integral el día que las provincias adhieran a un sistema electoral único en el país”.
Publicar un comentario