10 oct. 2016

Larga vida a dolarización argentina: el caso Perú

ALTO CRECIMIENTO EN LOS DEPÓSITOS Y CRÉDITOS EN MONEDA EXTRANJERA. IMPACTO DE LA FLOTACIÓN - En 2014 ascendía a 40% de la economía peruana. Las medidas que redujeron dolarización al 29%. El rol de las metas de inflación pero también de una ley de responsabilidad fiscal para contener el rojo. Tasas aún altas de interés, inflación a la baja, pero la economía argentina se mantiene con un alto nivel de dolarización. Los depósitos de argentinos en bancos en la moneda norteamericana suman 16.202 millones, lo que representa un aumento del 56% en 12 meses. Los créditos en dólares ascienden a u$s8.316 millones, con un crecimiento de 118% en comparación con los niveles existentes hace un año. Puede esgrimirse que con tasas de interés en pesos elevadas, y expectativas de dólar en calma, hicieron que empresas optaran por endeudarse en la divisa norteamericana. También que el público haya aumentado la confianza en el sistema financiero llevando dólares del "colchón" a bancos. Eso se verifica con la alta participación de ahorristas en las licitaciones oficiales de Letras del Tesoro: ya hay u$s5.873 millones en circulación.
Perú en ese sentido muestra una historia interesante para comparar con la Argentina. Tuvo también hiperinflación en los 80 y principios de los 90 y desde 2002 los incrementos de precios en promedio fueron del 2,75% anual. Aun así la dolarización de su economía seguía siendo del 40% en 2014. Un estudio de Greetje Everaert y Marcello Estevao, del FMI, detalla los impactos de la dolarización y cómo tiende a persistir después de que se aliviaron los problemas que le dieron origen (alta inflación, crisis bancarias). Everaert participó del rescate a Grecia e Islandia y es la economista principal en el Departamento de Estrategia, Políticas y Evaluación en el FMI. Estevao es jefe de misión en Perú y doctorado en el MIT. Destacan que Perú tomó medidas para que a los bancos les resultara más caro otorgar préstamos en moneda extranjera poniéndoles un impuesto; aplicó más requisitos a los bancos sobre esos créditos. Incluso el Gobierno se fijó metas para la desdolarización de la economía y elevó el costo de concesión de esos préstamos a los bancos que no cumplían esos objetivos. Así, la dolarización de la economía peruana pasó a ser del 29% en los últimos meses sin una compresión del crédito. Los economistas destacan que una mayor flexibilización cambiaria ayuda a ese proceso. El titular del BCRA, Federico Sturzenegger, en diferentes presentaciones, destacó las ventajas de la flexibilización cambiaria citando por ejemplo la reacción de Colombia ante un shock externo. En dos años el dólar subió 70% pero la inflación apenas 11%. La libre fluctuación del dólar ayuda a la mentada desdolarización: ahorrar o endeudarse en dólares se hace riesgoso. Un detalle no menor para la Argentina, a la luz de lo hecho por Perú: con el régimen de metas de inflación, adoptaron una ley de responsabilidad fiscal para mantener bajos la deuda y el rojo del Tesoro. Larga vida, entonces, a la economía argentina dolarizada.
Publicar un comentario