24 nov. 2016

NO QUIERO PELEAR CON EL GOBIERNO NACIONAL

“No quiero pelear, quiero que las obras se hagan”
Manzur bajó el tono a la puja con la Nación. El gobernador, Juan Manzur, intentó apaciguar ayer los ánimos crispados por los desencuentros entre la Provincia y los funcionarios tucumanos de la Nación, por la gestión de las obras públicas.
En esa línea, evitó expresar críticas al ser consultado sobre la ausencia del coordinador local del Ministerio de Interior y Obras Públicas de la Nación, Pablo Walter, a la cita en la Casa de Gobierno local donde le presentarían los proyectos de infraestructura que el Ejecutivo dice haber presentado en oficinas nacionales.
“Lo que nosotros queremos es trabajar juntos. Esta invitación fue a él y a los dirigentes nacionales con el sólo objeto de presentarles nuestro trabajo y que, en la medida en la que puedan, nos ayuden”, expresó el mandatario. “No quiero confrontar con nadie ni pelear; lo único que quiero es que las obras se hagan y que las cosas se pongan en marcha. Él (por Walter) manifestó interés por conocer los proyectos y están todos a disposición, pero con el ánimo de trabajar juntos y de que nos puedan ayudar”, añadió. Reiteró que las puertas de la sede del Poder Ejecutivo están abiertas “de par en par”. A la mecha de la controversia la había encendido el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya, quien había dicho que no se habían presentado elevado propuestas a su área y que no había planificación. El titular del Instituto de Vivienda, Gustavo Durán, había desmentido al ex intendente capitalino. La Cámara Tucumana de la Construcción, mediante una dura solicitada en la que hablaba de “decadencia, desidia e indolencia” en materia de obras, había avalado a Amaya.  El Gobierno reaccionó e hizo un acto en el salón Blanco para presentar su plan de obras, que incluye, entre otros, 217 carpetas ingresadas en el banco de proyectos de inversión pública nacional. Los funcionarios denunciaron en esa ocasión que la Nación “saltea” a las autoridades provinciales en la gestión de trabajos. Walter afirmó que la acusación era “mentira” y desafió a los funcionarios a revisar qué propuestas de agua y cloacas contaban con proyectos ejecutivos en dependencias nacionales. Walter y el secretario General de la Gobernación, Pablo Yedlin, se cruzaron en la red social Twitter. El cruce había derivado en que Yedlin citó al macrista. Hubo un desencuentro sobre el día de la invitación y otra pelea en Twitter. Finalmente, funcionarios provinciales llevaron adelante la reunión, pero esta se concretó sin Walter, quien estaba en Buenos Aires.
Publicar un comentario