6 dic. 2016

El billete de $ 500 compite por ser el mejor diseño del mundo en 2016

Se trata de un certamen mundial que organiza cada año la Sociedad Internacional de Billetes Bancarios; fueron seleccionados billetes de otros diez países, Podría ser definido como un mundial o los "Oscar de los billetes". La Sociedad Internacional de Billetes Bancarios (INS, por sus siglas en inglés), una agrupación sin fines de lucro, dio a conocer la nómina del billete más destacado de 2016 y el papel de $ 500 argentino, con la ilustración del yaguareté, integra la lista que competirá por el galardón, junto a los billetes de otros diez países. El ganador se determinará- según anunció el INS- en base al mérito artístico, el diseño, el uso del color, el contraste, el equilibrio y las características de seguridad de cada nominación que fue puesto en circulación durante el año. Entre los nominados, además de los 500 pesos argentinos, hay billetes de Inglaterra, Suiza y Georgia, cuyo billete de 50 laris georgianos está lleno de iconografía medieval, Suecia, Bielorussia, Escocia, Australia, Nueva Zelanda y Maldivas. El ganador se conocerá en abril próximo. No es la primera que un billete argentino compite por ser el más lindo del mundo. El año pasado, el billete de $50, de las Malvinas, también integró la lista de los nominados. En esa oportunidad el ganador fue el billete de 5 dólares de Nueva Zelanda. En años anteriores fueron ganadores un billete de Trinidad y Tobago (2014) y por tres años consecutivos los billetes de Kazajistán fueron los más bonitos (2011, 2012 2013). En 2010 Uganda fue el ganador y antes lo fueron Bermuda (2009), Samoa (2008), Escocia (2007), Comoros (2006), Islas Feroe (2005) y Canadá en 2004.
Tal como se describe en su sitio web, la IBNS fue fundada en 1961 por un grupo de coleccionistas que intercambiaba y vendía billetes que llamaban su atención por su diseño. Durante décadas, las actividades de la IBNS se extendían más o menos a una revista del sector, un directorio de miembros, una subasta anual por correo y eventos para hacer contactos. Mientras tanto, el comercio de monedas raras ya era grande y crecía, convirtiéndose en lo que el Gremio de Numismáticos Profesionales estima es un negocio de US$5.000 millones. Luego, en 2005, la IBNS hizo un anuncio: sus miembros había elegido el primer "Billete del Año". Todos los billetes que entraron en circulación el año previo eran candidatos; se instruyó a los votantes escoger al que mejor combinaba arte y seguridad. Puede que la IBNS fuera pequeña, pero sabía cómo estimular la rivalidad entre las casas de moneda.
Publicar un comentario