4 dic. 2016

“Se trata de una campaña difamatoria en mi contra”

Orellana insiste en que no acosó a una empleada
El diputado presentó un escrito ante el fiscal; hizo hinchapié a la diferencia de altura para argumentar su defensa.“Se trata de una campaña difamatoria en mi contra”. El diputado José“Mellizo” Orellana solicitó su absolución por la denuncia de acoso sexual en su contra y negó con contundencia los hechos. La presentación del tucumano ocurrió el viernes, un día después de que la diputada bonaerense Gabriela Troiano presentara un proyecto de resolución en la Cámara para que se suspenda en sus funciones al peronista, por el escándalo que lo vincula. Hace dos semanas, el diputado (bloque Primero Tucumán) fue denunciado ante la Justicia penal de la ciudad de Buenos Aires por el delito de abuso sexual en contra de una asesora de la diputada socialista, que tiene su despacho en el mismo piso que él en uno de los anexos de la Cámara Baja. De acuerdo a la denuncia, el hecho se habría registrado el viernes 11 de noviembre, entre las 13 y las 14. Según el relato de “Luz” (nombre de fantasía para proteger a la denunciante), ella se retiró del despacho de Orellana luego de informarle que un grupo de personas solicitaba que el tucumano los atienda. Cuando intentó abandonar la oficina, el famaillense comenzó a darle besos en su oreja izquierda, mientras le decía: “seguramente nadie te besó así, ¿no?”. De acuerdo al escrito presentado por Orellana ante la fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 47, a cargo de Marcelo Solimine, ese día Luz sí había acudido al despacho del diputado tucumano para informar que un grupo de personas quería entrevistarse con el “Mellizo”, pero este negó cualquier contacto ofensivo. Según la presentación, elaborada por los abogados Agustín Osado y Gustavo Ponce Molina, había un empleado del famaillense durante la visita de Luz, y luego este la acompañó a la salida. “Tenga en cuenta el fiscal como indicio a tener en cuenta sobre la falsedad de la denuncia la diferencia sumamente clara entre la altura del denunciado y de la denunciante, lo que hace prácticamente imposible o de muy difícil ejecución el acercamiento como describe Luz”, se explica un pasaje del texto.Los defensores solicitaron como medida de prueba que se llame a declarar a dos testigos, al tiempo que sugiere que, por la celeridad con que los medios publicaron la denuncia, que se trató de una “movida evidente con el puro afán de deshonrar” al tucumano.A la denuncia penal que afronta Orellana, se le suma el pedido de suspensión en la Cámara. Troiano consideró en su presentación que Diputados puede hacer uso de las facultades que otorga el artículo 70 de la Constitución Nacional, atento a que existe una querella en contra de Orellana en la Justicia porteña, sin perjuicio de las sanciones que la Cámara decida aplicar por inhabilidad moral.
Publicar un comentario