11 dic. 2016

Suiza quiere interrogar a un argentino porque conducía a alta velocidad en una autopista

Un fiscal de Ginebra busca a un conductor que viajaba a 39 km/h por arriba de la velocidad permitida
Argentina y Suiza firmaron en 2009 un Tratado de Asistencia Judicial en Materia Penal. Eso implica que ambos países colaboran cuando las investigaciones en Suiza tienen ramificaciones en Argentina o viceversa. Cada país manda un exhorto internacional al otro que se responde a través de la actuación de jueces o fiscales. En los últimos tiempos un juez argentino pidió colaboración de las autoridades suizas para determinar a nombre de quién están la cuentas rebosantes de dólares halladas en aquel país europeo-y ligadas a Lázaro Báez– en la investigación conocida como "La Ruta del dinero K". Hace algunos años los suizos pidieron información a las autoridades argentinas sobre el camionero Hugo Moyano y su familia a partir de una investigación por lavado de dinero abierta en aquel país contra una persona vinculada al dirigente sindical. Cuando se habla de causas judiciales en las que está involucrado un país como Suiza, inmediatamente se piensa en delitos económicos. Pero no siempre es así. Hace unos días llegó al juzgado de Claudio Bonadio un pedido de colaboración firmado por el fiscal de Ginebra Walther Cimino. Según fuentes judiciales confirmaron a Infobae, el pedido de ayuda suizo no estaba relacionado con depósitos millonarios en cuentas secretas. Sino con otro tipo de delito. Los suizos piden a la justicia argentina que sea hallado e interrogado un hombre que en marzo de 2015 cometió una grave violación a las reglas de tránsito de aquel país: condujo su auto por una autopista a 39 km/h más de lo permitido. El argentino cuyo nombre es Hernán Guillermo D. conducía un auto a 105 km/h en un lugar donde la velocidad máxima permitida es de 60km/h. Como hay una tolerancia de 6 km/h el exceso de velocidad quedó establecido en 39 km/h.Y esa falta fue calificada por la justicia ginebrina como una "violación grave de las reglas de circulación vial". En los papeles enviados a Buenos Aires se explica que Hernán Guillermo D. cometió una infracción penada por el artículo 90, inciso 2 de la "Loi fédérale sur la circulation routière" (LCR) que rige para las infracciones viales. Allí se establece una pena de prisión de tres años o más o de una pena pecuniaria para un infractor como el argentino. Los radares de control de velocidad de la autopista N1aV a la altura de Vengeron y en dirección a Ginebra, detectaron la infracción cometida por al auto cuya patente suiza es AI 68555. A partir de las imágenes de la patente intentaron dar con el conductor. El auto es propiedad de la empresa Six- Rent a car . Esa compañía informó que aquel 24 de marzo de 2015 ese auto habñia sido alquilado al argentino llamado Hernán Guillermo D. con domicilio en la calle Cerrito al 1200 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Las autoridades suizas aseguran que se le envió una carta a HGD para informarle de la situación. Y ante la falta de respuesta se formalizó el pedido de colaboración judicial. El trámite comenzó en agosto pasado cuando el fiscal Cimino integrante del Ministerio Público de Ginebra envió un pedido de cooperación a la Dirección de Asistencia Jurídica Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Argentina. A través de esa oficina se canalizan todos los pedidos internacionales. Escrito en francés, el documento original fue traducido al español. Se agregó a la documentación los artículos del código penal suizo para que se sepa cuál es el trámite a seguir. Luego se adjuntó un interrogatorio para determinar cuál es la situación personal de la persona imputada. A partir del cuestionario las autoridades suizas pretenden averiguar cuál es el nivel socio económica del imputado. Se supone que para cobrarle una multa acorde a sus ingresos, y correspondiente a la grave violación de las reglas viales que cometió.
Publicar un comentario