19 ene. 2017

Aníbal F. afianzó el vínculo con su hija no reconocida y le consiguió trabajo con Hadad

Pilar, la joven que aún no lleva su apellido, trabaja en el Grupo Infobae por una gestión del ex funcionario. La difícil historia familiar.
Pilar, la hija extramatrimonial de Aníbal Fernández, fue un secreto para el gran público hasta el año 2010. En ese entonces, ella tenía menos de 15 años, y su madre era la pareja extraoficial del político, su secretaria Silvina Zabala. Una tapa de NOTICIAS les cambió la vida a todos: “La doble vida de Aníbal Fernández”. En la nota se detallaba cómo el jefe de Gabinete de un gobierno que hacía bandera con los derechos humanos le negaba a su hija uno de los más importantes, el derecho a la identidad. Tras la publicación, Fernández se separó de su esposa, oficializó la relación con su secretaria y se hizo más fluido el vínculo con su hija, a pesar de que ella aún no tiene su apellido.
Hoy Pilar es periodista –algo que, dice su padre, lo “llena de orgullo– y trabaja en uno de los medios del empresario Daniel Hadad. Su padre, admite, lo llamó a Hadad –con quien dice que tiene una buena relación– para ver si tenía un lugar en uno de sus medios para que Pilar trabaje. La respuesta fue afirmativa: hoy ella forma parte del staff del Grupo Infobae.
Publicar un comentario