17 ene. 2017

¿Cuántos legisladores cobraron fortunas sin rendir cuentas de manera correcta?

“Podría ser la mayor estafa”
Un Legislador macrista alertó sobre los posibles recibos firmados en blanco.
Luis Brodersen (PRO-A) alertó sobre la chance de que existan más recibos de gastos sociales con supuestas anomalías, como los que fueron aportados por un informante anónimo a la Justicia Federal en 2016 y que tomaron estado público la semana pasada. “Lo que temo es que en esas cajas que tanto esconden tengan más comprobantes como los que habría firmado en blanco el enfermero Luis Sebastián Made en ATSA. De ser así, estaremos ante la mayor estafa de la que se tenga memoria. ¿Cuántos mandatos legislativos pasaron y manejaron estos gastos sociales? ¿Cuántos legisladores cobraron fortunas sin rendir cuentas de manera correcta?”, expresó el legislador opositor. El dirigente macrista planteó el año pasado una acción declarativa de certezas, con el objetivo de que la Sala II en lo Contencioso Administrativo indique si es legal que los miembros de la Legislatura manejen recursos para supuestos subsidios de forma discrecional, más allá de las rendiciones efectuadas ante el Tribunal de Cuentas. En el marco de ese proceso, Brodersen, a través de sus abogados, requirió a modo de prueba el envío de los comprobantes por la entrega de esas supuestas ayudas. En 2015, esa partida alcanzó $ 615 millones. En 2016 el presupuesto para esos fondos era de $ 150 millones, aunque en agosto de ese año el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, derogó esa partida (siguen los aportes para ONG). En noviembre, el testigo Hernán Mitre reveló que las cajas con documentación referida a esos subsidios habían sido llevadas a un local de calle Corrientes primera cuadra. Poco antes, el fiscal federal Carlos Brito -investiga la posible evasión mediante gastos sociales- recibió supuestas copias de algunos de esos recibos. Entre ellos, un comprobante con la firma de Made. El enfermero afirma que había recurrido a ATSA, gremio que conduce el legislador oficialista Reneé Ramírez, a solicitar una ayuda para su madre enferma y que lo hicieron firmar en blanco para entregarle $ 4.000.- El legislador Luis Brodersen (PRO-A) alertó sobre la chance de que existan más recibos de gastos sociales con supuestas anomalías, como los que fueron aportados por un informante anónimo a la Justicia Federal en 2016 y que tomaron estado público la semana pasada.
“Lo que temo es que en esas cajas que tanto esconden tengan más comprobantes como los que habría firmado en blanco el enfermero Luis Sebastián Made en ATSA. De ser así, estaremos ante la mayor estafa de la que se tenga memoria. ¿Cuántos mandatos legislativos pasaron y manejaron estos gastos sociales? ¿Cuántos legisladores cobraron fortunas sin rendir cuentas de manera correcta?”, expresó el legislador opositor.
El dirigente macrista planteó el año pasado una acción declarativa de certezas, con el objetivo de que la Sala II en lo Contencioso Administrativo indique si es legal que los miembros de la Legislatura manejen recursos para supuestos subsidios de forma discrecional, más allá de las rendiciones efectuadas ante el Tribunal de Cuentas. En el marco de ese proceso, Brodersen, a través de sus abogados, requirió a modo de prueba el envío de los comprobantes por la entrega de esas supuestas ayudas. En 2015, esa partida alcanzó $ 615 millones. En 2016 el presupuesto para esos fondos era de $ 150 millones, aunque en agosto de ese año el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, derogó esa partida (siguen los aportes para ONG).

En noviembre, el testigo Hernán Mitre reveló que las cajas con documentación referida a esos subsidios habían sido llevadas a un local de calle Corrientes primera cuadra. Poco antes, el fiscal federal Carlos Brito -investiga la posible evasión mediante gastos sociales- recibió supuestas copias de algunos de esos recibos. Entre ellos, un comprobante con la firma de Made. El enfermero afirma que había recurrido a ATSA, gremio que conduce el legislador oficialista Reneé Ramírez, a solicitar una ayuda para su madre enferma y que lo hicieron firmar en blanco para entregarle $ 4.000
Publicar un comentario