11 feb. 2015

AUTOS SIN CONDUCTORES YA SON UNA REALIDAD

Gran Bretaña lanza sus autos sin conductores
Los británicos buscan ser los principales proveedores mundiales de esta nueva tecnología; hoy probaron varios automóviles sin conductor en Londres, Bristol y Coventry.  Gran Bretaña puso hoy en marcha un innovador proyecto para el uso de automóviles sin conductores en la vía pública, con la expectativa de convertirse en el principal proveedor mundial de esos vehículos. Uno de esos vehículos fue probado en el barrio londinense de Greenwich, como también en áreas cerradas y peatonales de Milton Keynes, Bristol y Coventry, en Inglaterra. El llamado vehículo autónomo, también conocido como robótico o informalmente como sin conductor o auto-conducido, es un automóvil capaz de imitar las capacidades humanas de manejo y control. Como vehículo autónomo es capaz de percibir el medio que lo rodea y navegar en consecuencia mediante técnicas complejas como láser, radar, lidar, GPS y visión computarizada. Los sistemas avanzados de control interpretan la información para identificar la ruta apropiada, así como los obstáculos y la señalización relevante. "El Reino Unido está a la cabeza de la tecnología automotriz, desde los autos eléctricos producidos en Sunderland hasta los coches de Fórmula 1 creados en el Midlands", declaró el ministro de Negocios, el liberal democrático Vince Cable.
"Es importante para la creación de empleos, para el crecimiento y la sociedad mantenernos al frente de la innovación. Es por ello que hemos lanzado un concurso para investigar y desarrollar los vehículos autónomos", agregó.
LÍDER MUNDIAL EN EL TEMA
El proyecto, de unos 30 millones de dólares y financiado por el gobierno, buscará garantizar que Gran Bretaña sea líder mundial en el área, además de beneficiarse de exportaciones por más de 900.000 millones de libras esterlinas (1,3 billones de dólares) para 2025.
El gobierno indicó que no hay barreras legales para probar los vehículos autónomos en calles públicas del país. Sin embargo, aclaró que deberán modificarse normas viales y de control vehicular para permitir que los vehículos autónomos puedan transitar libremente por las calles, rutas y avenidas del país.
Nick Reed, del Transport Research Lab que está detrás de las pruebas en Greenwich, afirmó que esos vehículos utilizan sensores para evitar el peligro. "La seguridad es primordial en nuestra investigación. El vehículo en el que estamos trabajando detecta objetos en movimiento a su alrededor y en caso de que detecte a peatones que se mueven en su dirección reduce la velocidad hasta detenerse antes de golpear a la persona", agregó.
Otros países ya autorizaron el uso de esos vehículos en la vía pública, como es el caso de los estados de California, Nevada y Florida. Por ejemplo, en California los vehículos autónomos de Google cubrieron más de 300.000 millas en rutas públicas.
En 2013 la automotriz Nissan realizó la primera prueba en rutas públicas de Japón y la ciudad sueca de Gotemburgo permitirá que 1.000 vehículos autónomos de Volvo puedan desplegarse en la vía pública para 2017.
En mayo pasado Google anunció planes para producir 100 vehículos autónomos, los cuales no precisan de volante ni palanca de cambios. La compañía de búsqueda por Internet introdujo esa tecnología en vehículos autónomos construidos por otras compañías, como Toyota, Audi y Lexus.
Otras grandes compañías automotrices, incluidas BMW, Mercedes-Benz, Nissan y General Motors, están desarrollando sus propios modelos.
VENTAJAS
Los automóviles autónomos tendrían numerosas ventajas, como la reducción de accidentes, el incremento de la capacidad de las carreteras y reducción de la congestión del tráfico, además de la reducción del consumo de gasolina y la polución de aire.
También evitaría que los ocupantes del vehículo se entretengan en las tareas de conducción y navegación, y evitaría pasajeros redundantes, es decir, el conductor que no va al sitio pero que tiene que llevar a más pasajeros a un lugar.
Otras ventajas son que aliviaría la escasez de aparcamiento y debido a que los vehículos autónomos no pueden violar la ley, se reducirían las multas, los costos de la policía de tráfico y de los seguros.
Además, la señalización de carreteras no sería necesaria, ya que los vehículos podrían recibir la información por tecnología móvil.
Publicar un comentario