23 mar. 2015

NO VIVO EN UNA MANSIÓN

La esposa de Alperovich pidió disculpas por su exabrupto: "Fue una actitud primitiva". Beatriz Rojkés de Alperovich hizo un mea culpa por haber insultado a un evacuado que le reclamaba ayuda, aunque aclaró que no va a renunciar. "No tengo justificativo, caí como una tarada. No vivo en una mansión", dijo. Un día después de que su figura quedara en el centro de la escena nacional por haber increpado a una persona que era víctima de la inundación, la esposa del gobernador de Tucumán pidió disculpas por su actitud. "No tengo justificativo, ya pedí disculpas, he mandado comunicados, no le puedo echar la culpa a nadie", admitió la senadora nacional, que analizó su reacción ante las quejas con una fuerte autocritica: "Fue una actitud absolutamente primitiva de una persona que está al borde del cansancio psíquico y físico".
Publicar un comentario