13 dic. 2015

EL PTE DEL CONCEJO DE TUCUMAN NO TIENE TELÉFONO CELULAR

“El político se ciega y da, pero después revienta”
El presidente del concejo deliberante de la Capital, Javier Aybar, accedió a una entrevista con el Diario LA GACETA sobre su paso al sector del Acuerdo para el Bicentenario, pese a que obtuvo su banca mediante un acople del Frente para la Victoria. Críticas por los 2.700 contratados que aún no cobraron. “Tomé una decisión, y creo que fue la correcta”. El voto negativo de Javier Aybar en la sesión preparatoria del Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán alteró el panorama político del Frente para la Victoria (FpV) en el cuerpo. Desde ese momento, Aybar, dirigente histórico del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio (SEOC), pasó a ocupar la presidencia en el recinto, en su debut político fuera de la actividad gremial. El Acuerdo para el Bicentenario (ApB) ganó un aliado y alcanzó la mayoría simple: cuenta con nueve de 18 votos, por sobre los siete del FpV y dos del bussismo. Pero como el voto del presidente define, el alfarismo cuenta con una leve ventaja. Así, en el edificio de Monteagudo y San Martín, los acuerdos políticos se volvieron indispensables para sesionar.  En una charla Aybar justificó su desplante en la primera sesión e insistió en que no traicionó a nadie. Con voz queda y ronca, el único concejal que no tienen celular (“me prestaron uno para que utilice durante la campaña”), se refirió al estado de las arcas del cuerpo y a las deudas que heredó de la anterior conformación, como los salarios sin liquidar de 2.700 empleados de bloque. “Creo que la política muchas veces hace que los políticos se aprovechen del poder. El político se ciega y da, da, da y da, pero después todo revienta”, dijo sobre esa deuda.
- ¿Cómo definió presentarse como candidato?
- Vino mi compañero (el secretario general de SEOC y ex legislador) Roque Brito y me dijo: “Javier, quiero que encabeces una lista de concejal”. Mi primera reacción fue rechazar, pero él y toda la comisión directiva me acompañó. Había rumores de que me presentaba para después cederle el lugar, pero ¿A los 62 años voy a dar todo para después renunciar?
- ¿Qué pasó en aquella sesión preparatoria?
- Para mí ha sido una sorpresa que me elijan presidente, en mi plan estaba ser concejal. Llegué a mi banca por el Frente para la Victoria y me eligió la oposición (a nivel provincial) para ser el presidente del cuerpo. Fue todo una sorpresa. Voté a favor de la propuesta del ApB porque me proponían a mí como presidente. Después los conocí a los concejales del FpV y son macanudos, como todos los concejales. Actualmente estamos perfectamente bien, con mucho diálogo. Ha faltado diálogo en la política.
- ¿Estaba acordado su voto?
- No hubo nada conversado en el tema. Ellos (por los ediles del ApB) han sido muy inteligentes. Como mi voto era doble, por ser presidente provisional, tenía que definir. Unos me iban a aplaudir y otros me iban a decir las cosas “lindas” que me dijeron. No he traicionado a nadie. Soy libre, cada cual puede votar a quien quiera.
- ¿Cayó mal en Casa de Gobierno este desplante?
- El que me conoce sabe que soy peronista. Eso no está en duda. Si mis compañeros del bloque me proponían como vicepresidente segundo, obvio que los hubiera apoyado. No hubo ninguna jugada rara. Tomé el camino del diálogo, que es lo que exige la sociedad. He caminado muchos barrios con el compañero Juan Manzur, y sé que en algún momento me reuniré con él; no traicioné a nadie.
- ¿Cómo es su relación con Alfaro?
- Al compañero Alfaro lo conocí en un bar. Nos saludamos en alguna oportunidad durante la campaña y nos deseamos suerte. No tuvimos muchas reuniones, habrán sido cuatro o cinco, por temas puntuales, pero fueron muy buenas.
- ¿En qué condiciones recibió el Concejo?
- Las arcas estaban en rojo. No había fondos. Lo estamos superando gracias a que se aprobó la ampliación del presupuesto. Teníamos muchas deudas para saldar del Concejo anterior. Estamos superando la situación. Aún les debemos pagar a los contratados de bloque, a los que se les debe el 60% de agosto. Saldaremos la deuda apenas se pueda.
- ¿Por qué se llegó a esta situación? ¿Hubo irresponsabilidad en la anterior conformación?
- Creo que la política muchas veces hace que los políticos se aprovechen del poder. El político se ciega y da, da da y da pero después revienta. Creo que es manejable la situación, sin embargo, me hago cargo a partir de que asumí. Seremos muy responsables. La sociedad pide que seamos transparentes en este tema.
- Si son 2.700 empleados, equivale a 150 contratos por cada concejal, aunque muchos ediles comentaron por lo bajo que no es equitativo. Muchos eran contratados para trabajo territorial...
- Claro, eso es lo que sucedía, el problema es que se viene de 13 años del mismo poder. Nadie es eterno, y hay quien piensa que seguirá siempre en el sillón y no es así... Estoy por un año en la presidencia, y nada más. No hay que pasarse de la raya.
- ¿La situación es culpa del presidente anterior?
- Creo que es del Concejo anterior, para no echarle toda la culpa al anterior presidente (Ramón Santiago Cano ocupó la presidencia entre 2004 y 2015). Aquí somos responsables todos. Como en todas partes, se abusó del poder, para hablar claro. El poder lleva a que uno no mire las consecuencias y piense que uno será eterno. Esto no es así.
- ¿Esto se debió a un manejo electoral porque había que hacer trabajo territorial por la campaña?
- Efectivamente, quizás ha sido eso. Sí. Puede ser.
- ¿Buscará que haya transparencia y que los vecinos sepan en qué se gasta el dinero del municipio?
- Sí, tiene que ser así. Todos tenemos que rendir cuentas y explicar los gastos. Esperamos que el próximo año, en la primera sesión, rindamos cuentas.
- ¿Quiere que los gastos de funcionamiento sean transparentes?
-Efectivamente. Se ve en los presupuestos que no se puede comparar con (los gastos sociales de) la Legislatura. Las leyes están para cumplirse. Si pasó eso con la Legislatura, no es que sean responsable, todos lo hemos aceptado. Debe haber un cambio.
Orden del día
Fuerza Republicana no quiere que el listado de temas se entregue por anticipado al intendente
Los concejales Ricardo Bussi y Carlos Verón Guerra presentaron un proyecto de ordenanza para modificar el artículo 136 del Reglamento del cuerpo legislativo capitalino. El punto cuestionado establece que el orden del día con los temas de cada sesión deben distribuirse con 24 horas de antelación a concejales, periodistas e incluso al intendente y a sus secretarios. “Increíblemente este artículo establece la distribución del orden del día al intendente. Atenta contra un principio fundamental de la división de poderes del sistema republicano de gobierno”, manifestaron. Por ello, proponen que el temario no se entregue al titular de la Municipalidad, y que se distribuya con al menos 48 horas de antelación, para mejorar el estudio de las propuestas.
Publicar un comentario