8 dic. 2015

Manzur anunció que no se pagará un bono navideño a los estatales

"No está presupuestado; no hay de dónde sacar", dijo el mandatario. También analizó el futuro de Cristina y del peronismo a partir de la derrota electoral a nivel nacional.
Por primera vez desde 2003, fecha en la que se instaló en Tucumán para incorporarse como ministro de Salud, el gobernador, Juan Manzur. ¿Que fue lo mejor que hizo en este mes y días de gestión?, se le consultó. “Ser yo, ser Juan Manzur”, respondió el mandatario durante el almuerzo que compartió con autoridades y periodistas, con quienes dialogó sobre su gobierno, el futuro del peronismo, la relación con Mauricio Macri como presidente y con José Cano como responsable de la Unidad Ejecutora del Plan Belgrano.
- Hizo campaña pensando en que Daniel Scioli ganaba, ¿la victoria de Macri le preocupa en cuanto al futuro de su gestión?
- Uno siempre cree que su candidato va a ganar y se juega a fondo. En la provincia sacamos más votos porcentuales; acompañamos y pusimos todo siendo leales hasta el fin. La gente eligió otra cosa, hay que respetarla y tendremos que acomodarnos. Le deseamos suerte a Macri y le decimos que vamos a acompañar. El 12 hay una reunión con él, voy a ir.
- ¿Ve más errores en el FpV que aciertos de Macri en la victoria de Cambiemos?
- Macri supo interpretar lo que la gente quería después de 12 años de gobierno. La gente quería un cambio, y es lógico que sea así. Hasta los franceses votaron en contra de (Charles) De Gaulle. Y era De Gaulle. La gente dijo que quería otra cosa, nuevos aires. Ahora se ve a personas con otra impronta, otra actitud, con otra dinámica y gestualidad. Esto oxigena a la política, y nos hace bien.
- ¿Encontró mal la provincia?
- No. Tucumán es una provincia del norte, y tenemos que entenderla en el marco de una iniquidad histórica del norte con el resto de las regiones. Cuando la comparamos con la región central vemos falta de inversiones. Hay un proceso a saldar. Todos los indicadores siempre estuvieron arriba de la media nacional. Sin embargo, a partir de José (Alperovich), es una provincia distinta.
- Se decía que podía funcionar en piloto automático ...
- Ninguna provincia funciona así. Hay que tener una iniciativa permanente. Humildemente decía que “yo no era José”. Tengo una visión y una manera de hacer cosas distintas. Por lealtad no haré nada que no corresponda, pero tengo mi forma de hacer: me gusta interiorizarme, ver cómo se llevan adelante las cosas, monitorear.
- ¿Cómo está con el pago de sueldos y el bono navideño?
- Vamos a pagar el sueldo y el medio aguinaldo. En cuanto al bono, eso no vamos a pagar; no está presupuestado. Aguinaldo y sueldos nos llevan $ 4.500 millones; un monto importante. Pero no puedo hacerme el bueno de entrada (con el bono) si no está presupuestado. No hay de dónde sacar.
- Lo van a presionar ..
- Pero no tengo la capacidad para decir que se paga. En lo que se pueda acompañar a los trabajadores se hará, porque es bueno. Pero hay una limitante desde lo económico. No vamos a cometer locuras si no tenemos de dónde sacar.
- La reforma política fue un gesto para unir a la sociedad, pero ¿hasta dónde es gesto y hasta dónde se piensa avanzar?
- Hay una demanda de la sociedad. Hay que hacerla. Si me pregunta qué pasó en los últimos 100 días le diré que tuve cuatro elecciones con sistemas electorales, de control y financiamiento diferentes. Y ganamos en todas con más del 50% de los votos. ¿Y por qué si ganamos así avanzamos con la reforma? Porque hay que tener propuestas superadoras. No se puede tener mesas inundadas de candidatos. Hay que resolverlo, yo no tengo la verdad, abro el juego a partidos, sectores académicos y a empresarios. Juntamos ideas para un esbozo, esperando llegar a la apertura de sesiones legislativas. Allí diremos “está esto, discutan este año que no es electoral para empezar a reencontrarnos”.
- La gestualidad es importante en política, usted acompañó a Alperovich en la jura como senador, ¿es el último gesto de lealtad hacia él?
- Es importante. A José lo aprecio, tengo cuestiones de afecto con él. Es un hombre que puede aportar mucho a Tucumán desde el lugar que esté. El gran desafío es ocupar el rol que cada uno tiene y dejar de competir por hacer cosas. Desde mi punto de vista el gran reto es sumar. Todo viene bien en la medida que puedan ayudar. No soy soberbio, creo que todos pueden ayudar. Y si Alperovich lo puede hacer, cómo voy a decir “hasta aquí llego”. Igual con (José) Cano, la disputa forma parte del pasado, y si puede ayudar a Tucumán, cómo le voy a decir que no. Uno no puede solo, hay que tener dosis de prudencia y serenidad tremendas.
- En el PJ hubo gente que cantó “Manzur conducción” y luego aparecieron carteles en ese sentido, ¿se molestó Alperovich?
- No. Hay confianza absoluta. No es un tema que me preocupe. Tenemos cosas más importantes en Tucumán.
- ¿Cómo se imagina el primer semestre de Gobierno?
- Complicado. Hay que tener un poco de prudencia y de serenidad. La gente que asume en el área económica conoce el oficio, son expertos, saben a donde quieren ir. Por ahí habrá que marcarles el impacto social de sus iniciativas. Nosotros podemos ayudarles.
- ¿El peronismo colaborará o tendrá una actitud confrontativa?
- Lo dije públicamente cuando salí de la Casa Rosada: tenemos que hacer una oposición constructiva. Macri es el presidente de todos los argentinos. Debemos estar a la par de él para ayudarlo. Lo llamé para decirle eso.
- El problema son los interlocutores que Macri necesita tener desde el peronismo ....
- En Tucumán el interlocutor voy a ser yo. El gobernador será quien hable con el Presidente.


- Pero, por ejemplo, quién es el interlocutor desde el peronismo a nivel nacional, en el Congreso ...
- Habrá que ver quién gana la interna en mayo. El reacomodamiento se irá dando. Ya hay varios anotados.
- Mencionó las virtudes del peronismo, pero no una central: su concepción verticalista del poder ..
- Nos guste o no, al peronismo lo hizo un general del Ejército. Esto es así, el peronista olfatea quién es el jefe. Pero hoy el peronismo está en una situación muy difícil, muy compleja; y tiene a Tucumán como la estructura política más grande en lo institucional. No tiene a Buenos Aires, Córdoba, Capital Federal y Santa Fe. Y no tiene el Gobierno nacional, es la primera vez que está en una situación tan compleja. Pero el peronista vota peronistas.
-Usted sugiere a Gioja como posible conductor del PJ, ¿por qué?
- Gioja ganó. Yo me excluyo de esta posibilidad porque recién empiezo. Han ganado De la Sota, Urtubey, Insfrán.
- ¿Por qué Gioja si hay una renovación generacional?
- Por la representatividad que tiene. En una situación de crisis e inestabilidad tiene una gran espalda. Para la renovación hay tiempo.
- ¿Qué hará contra la droga y el narcotráfico?
- Hay que ser inflexibles. Tener actitudes ejemplificadoras con los que comercializan, que vayan presos. Pero se requiere de la articulación de muchas fuerzas. Me entusiasma que un escuadrón de Gendarmería Nacional venga a Capitán Cáceres. Hay que evitar la connivencia entre las estructuras mafiosas y la política. Es clave caer con todo el peso de la ley.
- ¿Puede haber un estadio único?
- Me encantaría. Tucumán necesita una nueva Casa de Gobierno, un estadio único, autopistas, infraestructura importante. Una prioridad es la planta de tratamiento de líquidos cloacales de Banda del Río Salí y Alderetes, duplicar el modulo de agua potable que hay en El Cadillal, hacer los acueductos de Vipos y de Anfama y asegurar la provisión de agua. Ya se han hecho escuelas y hospitales, ahora hay que hacer otras cosas.
- Se lo observa muy optimista ...
- Vamos a andar bien. Están dadas todas las condiciones para hacer de Tucumán una gran provincia. Es mi sueño, un gran desafío. Con la potencialidad que tenemos se pueden hacer grandes cosas.
Cristina
La jefa de Estado dijo que no quiere estar en el PJ, sino acompañar desde afuera del partido
Manzur compartió en la Casa Rosada un almuerzo con la presidenta, Cristina Fernández, la semana pasada. “Estaba serena, tranquila, se la ve bien”, dijo y acotó que la patagónica no quiere ningún cargo en el peronismo. “No voy por el PJ”, le apuntó la mandataria. “Señaló que sólo quiere acompañar porque entiende que puede ser más útil no encajonada en una estructura; su mensaje fue claro”, añadió el gobernador, quien en la charla con LA GACETA contó que siempre se manejó con ella en el Gobierno, no con Néstor Kirchner. “Con él no tuve relación; con ella mi relación fue de confianza. Es una mujer inteligente, lúcida, despierta”, elogió.
Peronismo
El mandatario dijo que prioriza su gestión en el PE, antes que su influencia en el justicialismo
Cuando se le planteó que a partir de la derrota nacional del FpV, él salió fortalecido políticamente por ser uno de los peronistas victoriosos y que podía aspirar un espacio expectante en el PJ, Manzur manifestó: “no, yo tengo un camino por recorrer en Tucumán como gobernador. Es lo que está ahora en mi cabeza. Hay personas con más trayectoria, como (José Luis) Gioja, que es muy representativo. Como (Jorge) Capitanich, el mismo (Juan Manuel) Urtubey, que está con mucha visibilidad y notoriedad”. Respecto de Daniel Scioli indicó que está para “ayudar y acompañar”.
Gastos sociales
Tema que debe arreglarse en la Legislatura
“Confío en que se llegue a una propuesta superadora”, dijo Manzur cuando se le consultó sobre las ayudas sociales de los legisladores. Sobre la postura del Ejecutivo al respecto, apuntó que hay que hacer consultas e ir consensuando entre los bloques. “Creo en la buena intención y en que se irá encaminando un proceso de diálogo y de consenso”, dijo. Deslizó que lo que haya que corregir, se corregirá.
Coparticipación
El mandatario defendió el decreto presidencial que restituyo el 15% de fondos nacionales
Un decreto lógico. Así consideró Manzur la decisión de la Presidenta de restituir por decreto el 15% de coparticipación que se retenía a todas las provincias desde 2006, a partir de un fallo de la Corte Suprema de Justicia en favor de Córdoba, Santa Fe y San Luis. “Imaginen si se deja a tres provincias con coparticipación plena y al resto no; visto la resolución inapelable de la Corte, la Presidenta dispuso el decreto; es una medida de equidad y de justicia”, señaló. Indicó que para Tucumán representan entre $ 170 y $ 180 millones mensuales. Al señalársele que el decreto puede ser derogado, Manzur abrió la puerta a un posible reclamo judicial de la Provincia para que se le restituya como a las otras tres provincias.
Su casa
El jefe de estado provincial explicó cómo realizó la edificación de su vivienda
“Yo no hago nada a escondidas, por eso decidí hacer mi casa a la vista de todo el mundo y no en un barrio cerrado, donde nadie pueda verla”. De esa manera contestó Manzur al preguntársele si no le parecía demasiado ostentosa la edificación que había hecho para vivir con su familia. Dijo que mucha gente le preguntó por qué hizo un quincho o una u otra cosa y que respondió que lo hacía para recibir visitas y que no veía nada raro en esa iniciativa. ¿No cree que la gente puede ver mal esto?, se le consulto. Manzur contestó que no, que la intención era tener un lugar para vivir tranquilo con su familia.
Publicar un comentario