20 sep. 2016

"hay que caerle con todo el peso de la ley"( a quien?)

Jaldo, sobre el presunto integrante de una banda narco: "hay que caerle con todo el peso de la ley"
El vicegobernador habló sobre el empleado del legislador Ramón “Cacho” Cano, acusado de integrar un grupo que se dedicaba al tráfico de drogas. El escándalo y la polémica sacudió ayer al ambiente político de la provincia tras salir a la luz que una persona que trabajaba con el legislador oficialista Ramón Santiago “Cacho” Cano quedó detenida por estar acusado de integrar un grupo que se dedicaba al tráfico de drogas a nivel nacional. Ante esto, el titular del Poder Legislativo y vicegobernador de la provincia, Osvaldo Jaldo, hizo declaraciones luego de recibir al presidente de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (CSJT), Antonio Gandur, y al titular del Ministerio Público Fiscal y Pupilar, Edmundo Jiménez, quienes brindaron en la Legislatura su experiencia y su postura de cara a la declaración de la Emergencia en Seguridad que impulsa el Gobierno.  "Nosotros no podemos hacer nada porque es una cuestión judicial y creo que hay que caerle con todo el peso de la ley. Lo que estaba a nuestro alcance es desvincular al que estaba adcripto y al que pertenecía y estaba designado en el espacio del legislador, lo hemos dejado cesante. Son temas muy puntuales que para nada empaña el accionar del poder legislativo y del legislador, apuntó Jaldo.  Ayer, el juez Federal Fernando Poviña autorizó que se allanaran seis lugares en la provincia. En esa lista aparecían tres domicilios de los posibles cabecillas de la organización. En uno de ellos detuvieron a Julio César Trayan -empleado de Cano- y a su mujer, a la que se la dejó libre por el momento.  Tras la detención, el legislador Ramón Cano aseguró que no había tenido sospechas sobre el accionar de Julio Trayan, quien es empleado suyo en la Cámara. “Todo esto me duele, me lastima. En política no se conoce la vida privada de los demás”, juró respecto de su relación con el presunto “narco”. Añadió que ayer le dio de baja del bloque de la Legislatura Trayan sólo queda su puesto en el municipio, que data de los 90. El escándalo y la polémica sacudió ayer al ambiente político de la provincia luego de que saliera a la luz la detención de una persona que trabajaba con el legislador oficialista Ramón “Cacho” Cano, acusada de integrar un grupo que se dedicaba al tráfico de drogas a nivel nacional. Se trata de Julio César Trayan. Ante esto, el titular del Poder Legislativo y vicegobernador de la provincia, Osvaldo Jaldo, se refirió al tema luego de recibir al presidente de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (CSJT), Antonio Gandur, y al titular del Ministerio Público Fiscal y Pupilar,Edmundo Jiménez, quienes brindaron en la Legislatura su experiencia y su postura de cara a la declaración de la Emergencia en Seguridad que impulsa el Gobierno.
"Nosotros no podemos hacer nada porque es una cuestión judicial y creo que hay que caerle con todo el peso de la ley. Lo que estaba a nuestro alcance es desvincular al que estaba adcripto y al que pertenecía y estaba designado en el espacio del legislador, lo hemos dejado cesante. Son temas muy puntuales que para nada empaña el accionar del poder legislativo y del legislador, apuntó Jaldo.
En su cuenta de Twitter, Jaldo ya se había referido a este tema, al cual aseguró: “vamos a trabajar en conjunto con el gobernador Juan Manzur para evitar que Tucumán se convierta en Rosario. Vamos a prevenir y a anticiparnos”. Y agregó: "Vamos a combatir el flagelo del narcotráfico con todo el peso de la ley. Caiga quien caiga, le toque a quien le toque”.
Ayer, el juez Federal Fernando Poviña autorizó que se allanaran seis lugares en la provincia. En esa lista aparecían tres domicilios de los posibles cabecillas de la organización. En uno de ellos detuvieron a Julio César Trayan -empleado de Cano- y a su mujer, a la que se la dejó libre por el momento. Según la Justicia, los acusados traían la droga de Bolivia y Paraguay.
Tras la detención, el legislador Ramón Cano aseguró que no había tenido sospechas sobre el accionar de Julio Trayan, quien es empleado suyo en la Cámara. “Todo esto me duele, me lastima. En política no se conoce la vida privada de los demás”, juró respecto de su relación con el presunto “narco”. Añadió que ayer le dio de baja del bloque de la Legislatura.
Publicar un comentario