29 oct. 2016

¿Chau caramelos?

Avanza un proyecto para que las diferencias menores a $1 sean a favor del cliente
Lo que antes se aplicaba a valores menos a $0.05 se aplicaría a valores mayores. El proyecto ya obtuvo media sanción de la Cámara Baja. Es habitual que después de comprar cualquier cosa que incluya centavos en su precio, la diferencia se complete con caramelos o con cualquier otro producto, porque el comerciante aduce que "no tiene cambio". Es decir, el perjudicado termina siendo siempre el comprador, porque pierde dinero y se ve obligado a recibir algo que no tenía intencion de adquirir. Pero hay indicios de que esto puede cambiar. Por unanimidad, la Cámara Baja dio media sanción a un proyecto de Ley de Lealtad al Consumidor para diferencias menores a un peso. El objetivo es que ese monto quede siempre a favor del consumidor. Llegó al recinto por iniciativa de María Inés Villar Molina (Movimiento Popular Neuquino) con dictamen de las comisiones de Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia y de Comercio. Lo que se modifica es el artículo 9 bis de la ley 22.802, que originalmente daba a favor del consumidor el vuelto para diferencias menores a cinco centavos. Ahora el texto de la normativa señala que "en todos aquellos casos en los que surgieran del monto total a pagar diferencias menores a un peso y fuera imposible la devolución del vuelto correspondiente, la diferencia será siempre a favor del consumidor". La norma también obliga a los establecimientos comerciales a exhibir un cartel informativo sobre este beneficio de 15 por 21 centímetros.
Villar Molina justificó el proyecto estableciendo que la evolución de los precios en la Argentina, desde la sanción de la ley de Lealtad Comercial en 1983 a la actualidad, convierten en insignificantes las diferencias inferiores a cinco centavos, perdiéndose así el objeto de beneficiar al consumidor ante la imposibilidad de devolución de las diferencias a pagar.
La diputada consideró que actualmente un peso argentino tiene el valor significativo que en aquella época tenía cinco centavos en relación a los precios de la economía.
"Hoy en día existen muy pocos productos que tengan un precio inferior a este valor. Es decir que la mínima expresión de nuestra moneda hoy ha sido reducida a un peso", afirmó la funcionaria.
Publicar un comentario