24 oct. 2016

Control municipal de alcoholemia a choferes de ómnibus

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán realizó el viernes a la tarde controles de alcoholemia a conductores del transporte público en distintas arterias del microcentro de la ciudad. El subsecretario de Tránsito y Transporte Operativo municipal, Enrique Romero, quien supervisó el operativo, informó que la medida alcanzó a choferes de colectivos y de taxis. “En lo que respecta a las empresas de transporte público, los turnos de los conductores son de 7 horas y media y es por eso que estamos realizando el operativo por la tarde, para constatar si algún chofer, durante su refrigerio al mediodía, consumió alcohol”, explicó. El funcionario advirtió que “en caso de que algún chofer no apruebe el test de alcoholemia, el colectivo que maneja será retirado de circulación y enviado al corralón municipal, mientras que los pasajeros deberán esperar al coche siguiente”. Agregó que, en caso de constatarse una de estas infracciones, “habrá una sanción económica, tanto para el conductor implicado como para la empresa”. Desde el área de Tránsito y Transporte Operativo municipal informaron que próximamente también se controlará el uso de medicamento que puedan afectar o disminuir los reflejos de los conductores. Para ello, se entregarán a la Unión Tranviarios Automotor (UTA) ya la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (AETAT) un vademécum con el listado de las medicinas que no son aptas para el consumo mientras se conduce un vehículo.
Publicar un comentario