3 nov. 2016

EL TIO DEL CONCEJAL LOPEZ DE CONCEPCIÓN, YA DECLARO ANTE EL JUEZ ERCOLINI

López se desvinculó de las licitaciones de obra pública. Declaró en indagatoria ante el juez Ercolini
José López está preso desde junio pasado cuando fue descubierto arrojando bolsos con nueve millones de dólares en un monasterio de cuestionada-por lo menos en lo financiero-reputación. Declaró ante el juez Julián Ercolini y el fiscal Gerardo Pollicita en la causa en la que se investiga la millonaria entrega de obra pública vial a las empresas de Lázaro Báez, amigo y socio de los Kirchner.
No presentó un escrito sino que hizo una exposición oral ayudado por un apunte que llevó desde la cárcel de Ezeiza donde está detenido. López fue secretario de Obras Públicas desde 2003 a 2015, en la estructura del ministerio de Planificación que estuvo a cargo de Julio De Vido. Según pudo reconstruir Infobae mediante fuentes judiciales, López se desvinculó de los procesos licitatorios de la obra pública vial que están cuestionados por diversas irregularidades en el expediente. Aseguró que se su secretaría dependía el diseño del Plan de Obra Pública desarrollado durante el kirchnerismo. En cambio señaló que los procesos relacionados con las selecciones de empresas, control de las obras viales y las auditorías, estaban en manos de la Subsecretaría de Obras Públicas y Dirección Nacional de Vialidad (DNV). López también dijo que no era él quien establecía los precios de las obras. También hizo un listado de las principales empresas adjudicatarias de obra pública en los últimos tiempos para sus dueños sean citados a declarar. López quiere que los empresarios digan ante el juez Ercolini si él como funcionario público "los favoreció o perjudicó en alguna licitación o les pidió una coima". Incluyó entre las empresas a "Techint, de Paolo Roca; Electro ingeniería, de Osvaldo Acosta y Gerardo Ferrari; IECSA, de Ángelo Calcaterra; Corporación América, de Eduardo Eurnekian"; INVAP, Odebrecht, ESUCO, CPC de Cristóbal López, y Grupo Austral, de Lázaro Báez", etc. Antes de que declarara López, pasaron por el juzgado de Ercolini, imputados en la misma causa, Cristina Fernández de Kirchner y De Vido. Ambos pidieron que se realice una auditoría de toda la obra pública desde 2003 hasta 2015 para demostrar que nada en especial sucedió con Báez. Ese argumento lo usó también López para defenderse. Fernández de Kirchner y De Vido también dijeron que la causa judicial se enmarcaba en una persecución política. Un argumento que López no ha usado: los bolsos repletos de dinero con los que fue detenido no serían funcionales para sostener tamaña tesis.
Publicar un comentario