26 nov. 2016

LOCOS POR CHILE

Éxodo de compras: hay 5 kilómetros de cola para cruzar a Chile
Este fin de semana se espera un aluvión de turistas argentinos. Coinciden las promociones por el Black Friday y el feriado del lunes. La cordillera mendocina ya presenta la clásica postal de varios kilómetros de fila de autos en la cordillera para viajar a Chile. Este fin de semana se espera un aluvión de turistas argentinos, cuando coinciden las promociones por el Black Friday y el feriado del lunes. Por el paso integrado Los Libertadores - Horcones, los funcionarios calculan que pasarán 30 mil personas, lo que puede implicar un récord fuera de la temporada de verano cuando más turistas eligen las playas del Pacífico. "Ayer pasaron 5.000 personas y hoy esperamos que alcance a 7 mil más. Al mediodía ya hay 5 kilómetros de cola y las espera en la Aduana promedia las dos horas", informó el jefe de Gendarmería en alta montaña Néstor Galeano. El pronóstico del tiempo indica inestabilidad con posibles lluvias para la zona de montaña y puede convertirse en un riesgo la espera. "Vamos a ampliar la atención con 14 puestos en Horcones y 12 puestos en Libertadores, desde las 8 hasta las 20 horas", explica Alejandro Diumenjo, delegado de Migraciones en Mendoza, en un intento de agilizar el cruce. Durante la noche el paso seguirá abierto pero se reducirá a 7 puestos fijos en cada aduana.
Para la vuelta, habrá que tener paciencia. Desde las semana próxima arrancan cortes programados por las obras de remodelación de la aduana chilena de Libertadores. El cruce sufrirá cortes entre las 14 y las 4 am, en lapsos de media hora. "Estaba previsto arrancar este lunes con los cortes, pero en caso de que exista mucho tránsito por el retorno del fin de semana, se podrá optar por postergar la medida hasta que se normalice la circulación", informó el coordinador del Complejo Los Libertadores.
Los pasajes en avión están casi agotados. Sólo quedan viajes directos con Latam desde 9000 pesos, para recorrer los escasos 360 kilómetros de distancia entre Mendoza y Santiago.
Chile se ha convertido en la nueva meca de las compras para los argentinos y, en algunos artículos, equipara y hasta mejora los precios que se consiguen en Miami. Un jean de Zara cuesta 300 pesos, una par de zapatillas Nike vale 500 pesos y una remera de marca infantil, desde 80 pesos.
Las familias y los amigos se organizan para ir en caravana de compras. Para poder ingresar más mercadería sin pagar impuestos, muchos viajeros van con sus hijos. Cada turista tiene 150 dólares de franquicia libre de impuestos, los menores de 16 años, 75 dólares y puede sumarse el monto del grupo familiar. Una familia tipo, matrimonio y dos hijos menores, tienen 450 dólares libre de impuestos por vía terrestre y 900 dólares, en tránsito aéreo.
Los viajeros provienen de distintas provincias, Córdoba, San Juan, San Luis, Santa Fe y Buenos Aires, aportan al aluvión. Las empresas de transporte promocionan sus tours de compras. Desde San Juan, el traslado por el día de compras, sin alojamiento, cuesta 1.400 pesos. En Mendoza, las agencias ofrecen un viaje de compras con dos noches en hotel 3 estrellas, traslados a los shoppings con coordinador y cuponera de descuentos por 2.560 pesos por persona.
Publicar un comentario