21 dic. 2016

Familiares de López, al banquillo de acusados

La Cámara Federal porteña confirmó los procesamientos El fallo ordenó al juez Rafecas que analice el patrimonio de parientes del ex funcionario k. La monja, en problemas. La Cámara Federal porteña confirmó ayer el procesamiento del ex secretario de Obras Públicas kirchnerista José López, de su esposa María Amalia Díaz y de dos presuntos testaferros (Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez). Paralelamente, los jueces revocaron la falta de mérito de la monja Celia Aparicio, a la que también procesaron por lo ocurrido en el convento de General Rodríguez, donde el ex funcionario quiso esconder casi 9 millones de dólares.
La Sala II de la Cámara le ordenó al juez Daniel Rafecas que profundice el análisis patrimonial de los integrantes del grupo familiar de López, porque sólo se estudió la situación de su esposa y de su suegra, pero se dejó “fuera de examen, por ejemplo, a las hijas del matrimonio”. Los camaristas también advirtieron que “dada las particularidades evidenciadas en lo que hace a la forma comisiva seguida, deviene ineludible ahondar en derredor de los contratos de alquileres que vinculan a todo el grupo familiar de López”. Esto implica que se investigue a Araceli López. Y como ejemplo pidieron profundizar sobre “las unidades funcionales del inmueble de la avenida Las Heras 2.032”, en la Capital Federal. José López fue el secretario de Obras Públicas durante el kirchnerismo y estaba siendo investigado por enriquecimiento ilícito, pero su situación judicial cambio a partir del 14 de junio pasado, cuando fue detenido durante la madrugada en el convento de General Rodríguez, adonde había llegado con bolsos con casi 9 millones de dólares con la intención de esconderlos. Rafecas lo procesó por enriquecimiento ilícito por no poder explicar el origen de ese dinero, y el 1 de septiembre pasado amplió el procesamiento por la mansión en Dique de Luján, partido de Tigre, en donde vivía.
Publicar un comentario