30 dic. 2016

La suba del taxi y del colectivo regirá desde el domingo

El intendente Germán Alfaro promulgó la medida; el boleto costará $9,35; la bajada de bandera $13 y la ficha, $1,30. Después de algunas dudas, la nueva tarifa del transporte público en la capital entrará en vigencia a partir del primero de enero. El intendente, Germán Alfaro, confirmó la promulgación de la ordenanza que eleva un 34,5% el precio de los viajes en colectivo y un 30% el servicio de taxis. Sucede que, por los plazos legales, se corría el riesgo de que los incrementos no podrían regir sino hasta el 4 de enero. “Como llegó hace poco y no hay intención de que se promulgue de forma expresa, de manera ficta, la promulgaré hoy (por ayer). Es para que la nueva tarifa rija desde el 1 de enero”, aseguró Alfaro en su despacho. El jefe municipal recibió ayer en la Intendencia a los concejales del bloque opositor Tucumán Crece-PJ, en una reunión protocolar. Estuvieron presentes el presidente de la bancada, Dante Loza, y los ediles David Mizrahi, María Belén Cruzado Sánchez, Dolores Medina Taljuk y Graciela Suárez de Cano (no asistieron Matías Figueroa ni Juan Luis Pérez). “Estamos terminando un año intenso. Creo que como primera minoría hemos trabajado buscando las mejores normas para los vecinos”, sintetizó Loza.
Nueva tarifa desde enero
El incremento fue sancionado el 15 de diciembre en la última sesión del Concejo Deliberante. Ese día, con los votos del radicalismo y del peronismo, viajar en las 14 líneas urbanas pasó de $ 6,95 a $9,35. La bajada de bandera de los taxis subió de $10 a $13, mientras que la ficha cada 100 metros pasó de $1 a $1,30. En los proyectos, elaborados por la comisión de Tránsito y Transporte, se dispuso que la nueva tarifa entraría en vigencia a partir del 1 de enero.
En un principio la postura en la Municipalidad era no firmar las normas sancionadas con los incrementos en el transporte, sino que la promulgación se produjera de manera ficta. La Ley Orgánica de Municipalidades (N° 5.529) establece que las ordenanzas deben ser promulgadas por la Intendencia. Sin embargo, contempla la promulgación (publicación en el boletín oficial y asignación de un número a la norma) de forma automática. “Todo proyecto sancionado y no vetado, total o parcialmente, por el Intendente dentro de los ocho días hábiles de recibida por el Departamento Ejecutivo la comunicación correspondiente, quedará convertido en ordenanza”, establece el artículo 29. La voz de alarma sonó esta semana en el Concejo, cuando funcionarios del área legislativa advirtieron que, si la Intendencia no promulgaba las ordenanzas, la nueva tarifa no podría entrar en vigencia en la fecha que marcaba la normativa.
Si bien las ordenanzas de las subas fueron sancionadas hace 10 días hábiles (el 15 de diciembre), recién fueron comunicadas al Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) hace cinco (el 22 de diciembre). Por los feriados de Navidad y Año Nuevo, más los asuetos administrativos del 23 y del 30, los ocho días hábiles para la promulgación de forma ficta recién se cumplirían el 4 de enero.
En los próximos días se espera que la Provincia haga lo propio al fijar el ajuste en las tarifas de las 56 líneas interurbanas y rurales. Desde la Secretaría de Transporte y Seguridad Vial, confirmaron hace dos semanas que se decretará un incremento de alrededor del 34%, para seguir el camino marcado por el Concejo de la capital. Sin embargo, Raúl Hernán Aldonate, al frente de la Dirección General de Transporte, había explicado que el nuevo cuadro tarifario aún no estaba determinado. Se preveía que las nuevas tarifas también rijan desde el primer día de 2017.
Publicar un comentario