3 dic. 2016

Piden que se suspenda al diputado Orellana

La socialista Troiano presentó un proyecto de resolución en el Congreso.
La situación del diputado nacional tucumano José Orellana tiende a complicarse. Esta semana, la socialista bonaerense Gabriela Troiano presentó un proyecto de resolución para que la Cámara Baja suspenda en sus funciones al peronista, a partir de la denuncia por acoso sexual que pesa en su contra.
La parlamentaria considera que Diputados puede hacer uso de las facultades que le otorga el artículo 70 de la Constitución nacional, atento a que existe una querella en contra de Orellana en la Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Ello, sin perjuicio de las sanciones que esta Cámara decida aplicar al diputado Orellana por inhabilidad moral sobreviniente a su incorporación”, añade el proyecto de resolución de Troiano. Hace dos semanas, el famaillense fue denunciado ante la Justicia penal de la ciudad de Buenos Aires por el delito de abuso sexual en contra la asesora de la diputada socialista, que tiene su despacho en el mismo piso que él, en uno de los anexos de la Cámara Baja. De acuerdo a la denuncia, el hecho se habría registrado el viernes 11 de noviembre, entre las 13 y las 14. En su relato, “Luz” (nombre de fantasía) relató que Orellana la abrazó cuando ella intentó abandonar su despacho y comenzó a darle besos en el interior de su oreja izquierda, mientras le decía: “Seguramente nadie te besó así, ¿no?”. Luz declaró que en ese momento se soltó, le respondió: “No, claramente no”, y salió de la oficina del tucumano. “Es importante mencionar que la denunciante apenas ocurrió el hecho objeto de la presente resolución, acudió llorando a la empleada de seguridad de planta baja que había efectuado el llamado referido y quien le manifestó que ‘le había llamado la atención que dejara el teléfono descolgado’ y seguidamente acudió al Sindicato (Asociación del Personal Legislativo) donde fue contenida por quienes se encontraban presentes en ese momento”, redactó Troiano. Desde que estalló el escándalo, el diputado tucumano negó los hechos, y acusó a la diputada socialista de pretender buscar réditos políticos. “Es maliciosa la intención de la diputada. Nunca tuve un encuentro con su secretaria ni con nadie. La denuncia es falsa”, repitió el parlamentario tucumano.
Publicar un comentario