10 feb. 2017

Una moza denunció al concejal Romano Norri

Lo acusó de manosearla mientras trabajaba.
Una denuncia policial por abuso sexual sacude al Concejo Deliberante de la capital. El concejal radical Agustín Romano Norri fue denunciado de haber presuntamente manoseado y agraviado a una moza de un bar de barrio norte. “Niego rotundamente (la denuncia); no hubo ningún tipo de acoso. Sólo fue una discusión con la moza que se malinterpretó. Después hubo una mala intención de alguien que está detrás de esta operación”, se defendió el radical. Según la denuncia realizada en la seccional primera, una joven atendía las mesas de la vereda de un bar ubicado frente a la plaza Urquiza el viernes 3 de febrero. Alrededor de las 4, mientras atendía a la mesa en la que se encontraba el concejal (presidente del bloque del interbloque Acuerdo para el Bicentenario), el radical la habría manoseado y dicho obscenidades. La moza -continúa el relato- lo insultó y siguió con su trabajo. A los pocos minutos, cuando pasó cerca de la mesa en la que estaba el edil para servir a otros clientes, Romano Norri habría vuelto a manosearla. La mujer pidió ayuda al encargado del bar, que lo habría echado del lugar. De acuerdo a la acusación, la joven habría recibido un llamado del concejal a los cuatro días en la que pedía disculpas, pero la mujer cortó la llamada a su celular. La prensa se comunicó con la víctima por teléfono y pidió postergar la comunicación unas horas. Luego no respondió a los llamados ni a los mensajes de texto. Romano Norri rechazó la denuncia y señaló como sospechoso el tiempo que transcurrió entre la noche del bar y el día en que se asentó la denuncia policial. “Sí, estuve en el bar con un grupo de amigos del secundario ese viernes. Tuve una discusión con la moza por una cuestión de la atención, quizás estuve mal. Tuve una manifestación con ella, y se ha sentido ofendida. Se malinterpretó. Después me comuniqué con ella por teléfono para pedirle disculpas. Me dijo que estaba bien y que se acabó el asunto. Cinco días después del día en que estaba en el bar, y un día después de que llamara para disculparme, fue a hacer la denuncia en la comisaría. Si hubiera pasado de verdad ella habría hecho la denuncia al salir de trabajar, o al día siguiente. O el domingo o el lunes”, se defendió. Negó con insistencia haber tocado a la moza e insistió en que el episodio fue empleado por grupos políticos que no deseó identificar. “Me quieren cag... con algo que es heavy (por grave). No hubo ningún tipo de acoso. Fue una discusión con la moza, que se malinterpretó. Esa es la verdad, espero que se termine el tema”, insistió. El radical advirtió que podría tomar acciones legales: “ella deberá ratificar la denuncia, si ratifica iré hasta las últimas consecuencias. Me quieren desprestigiar, será que algo debo estar haciendo bien. Duele una denuncia así. Sobre todo porque no todos entienden lo que es la política acá, que cualquiera puede decir cualquier cosa de otro. Hay cosas que sí asumo, que seguramente estuve mal (sobre la discusión), pero como caballero, como un buen tipo dije: ‘disculpá, cometí un error. Pido disculpas’. Entiendo que uno pague un doble costo porque es funcionario público, pero denunciar por acoso... Analizaremos tomar acciones legales a futuro”, finalizó el edil.
Publicar un comentario