4 mar. 2017

" Hay que encontrar a Marita ”

Este es un logro muy grande, pero todavía hay que encontrar a Marita”
La próxima semana se sabrá cuándo quedarán detenidos los condenados y si todavía están a disposición de la Justicia Susana Trimarco tomó como “un alivio” que la Corte ordenara que se empiecen a cumplir las condenas .Susana Trimarco recibió la noticia con alivio. Destacó que, después de 15 años de lucha, que la Justicia haya resuelto condenar a los acusados de haber secuestrado a su hija María de los Ángeles Verón (“Marita”) le “reconforta el alma”. Sin embargo, recordó que todavía sigue desaparecida y que sigue siendo ella la única que la busca.“Que haya un poquito de justicia por mi hija me reconforta el alma y me da fuerzas para seguir luchando. Uno nunca tiene que perder las esperanzas. Sé que la Justicia es lenta, y que ha sido lenta para esta causa y para las de otras chicas, pero creo que si uno baja los brazos y se queda con eso, no logra nada. La lucha se hace todos los días; solo así se logran las victorias”, destacó Trimarco.
La madre de “Marita” se refería al fallo de la Corte Suprema de Tucumán, que resolvió no hacer lugar al recurso extraordinario planteado por los defensores para que las sentencias de los 10 condenados sean revisadas por la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Ante esta decisión, deberán cumplir sus condenas José Fernando Gómez y Gonzalo José Gómez (22 años); Daniela Natalia Milhein y Andrés Alejandro González (18 años); Carlos Alberto Luna y Domingo Pascual Andrada (17 años); María Azucena Márquez (15 años); Humberto Juan Derobertis (12 años); y Mariana Natalia Bustos y Cynthia Paola Gaitán (10 años).“Esta gente le hizo mucho daño a la sociedad y lo sigue haciendo, porque se dedica al tráfico de drogas y al tráfico de mujeres; es gente peligrosa y sin escrúpulos”, lanzó Trimarco. “Ojalá vayan pronto presos y paguen por lo que les hicieron a Marita y a tantas otras chicas”, agregó. En ese sentido, Trimarco expresó que no le consta que los condenados no se hayan fugado. “Conociendo lo que son, porque los conozco bien y sé lo que hacen, no sé si estarán ya. Ojalá estén ahí y puedan encontrarlos, meterlos presos y hacer que paguen”, dijo. “Siempre me escribe gente de La Rioja, Catamarca y Córdoba -agregó- que luchan como yo y me pasan información de las causas, y me comentan que estos tipos seguían haciendo todo de nuevo y trabajando con las bailantas”. Por último, remarcó que todavía resta conocer dónde está su hija. “Este es un logro y un incentivo muy grande para mi vida, pero hay que encontrar a Marita. Y la que la está buscando soy yo. Todos los días me escriben diciendo que tal persona sabe dónde está, otro que en tal lugar la mataron, otro que está más allá, y soy yo la que me encargo de que la Justicia vaya descartando pistas. Si no lo hago yo, nunca la vamos a encontrar ni a mi hija ni a todas las desaparecidas. Pero para encontrarla hay que buscarla, y esa es mi lucha. Ojalá Dios me dé la oportunidad de encontrarla como sea, y ojalá la encuentre viva. No puedo tener paz hasta que eso suceda”, expresó Trimarco.
Fundamentación
El abogado querellante, Carlos Garmendia, explicó que la Corte rechazó los recursos de los defensores porque no cumplieron con ciertos requisitos. “La Corte tiene que hacer un control de los requisitos formales de procedencia, es decir, que sea presentado en los plazos que establece la Ley, que cumpla con el tamaño de hoja y formato que marca la Corte Suprema de la Nación y que tenga fundamentación suficiente, que se baste a sí mismo”, aclaró. Según indicó Gramendia, los recursos de la defensa no cumplían, particularmente, con los requisitos de fundamentación suficiente.
Además, el letrado hizo mención a las posibles fugas de los condenados. “Hay que ver si estas 10 personas condenadas resultan ser ciudadanos respetuosos del Poder Judicial y vienen y se presentan solas”, deslizó.
Respecto a cuándo comenzarán a cumplir con la condena, el letrado explicó que ahora la Corte deberá bajar la causa a la Sala II de la Cámara Penal, que es la que aplicó las penas. “Como tenemos un juez de Ejecución de Sentencia (Roberto Guyot), la Cámara tiene que decidir si le manda las actuaciones al juez para que este se haga cargo de que (los condenados) cumplan la sentencia o si los manda a detener inmediatamente y después le envía la causa al juez de Ejecución”, explicó
Publicar un comentario