4 mar. 2017

Los docentes tucumanos acordaron un 23% de aumento

Las clases arrancan el miércoles después del paro nacional del lunes y martes. El acuerdo se compone de un 18% de incremento para este año y un 5% de recomposición salarial correspondiente a 2016. La próxima semana, el Gobierno iniciará las negociaciones con los gremios de otros sectores estatales .
 El miércoles, desde muy temprano, los guardapolvos blancos volverán a verse por las calles de toda la provincia. Ayer, después de casi tres horas de negociaciones los gremios de docentes de la educación pública acordaron el aumento salarial. Será de un 23% (se compone de un 18% de incremento y un 5% en concepto de recomposición salarial). Pese al acuerdo, los gremios sostienen la adhesión al paro del lunes y martes en reclamo de una paritaria nacional. El porcentaje del 23% en el básico se dará en dos etapas: el 12% en marzo y el 11% en septiembre. “No es lo que todos esperábamos, pero este acuerdo ha sido aceptado por los delegados en las asambleas y hoy conseguimos que en Tucumán las clases comiencen el 8”, expresó Isabel Ruiz, referente de APEM, a la salida de la reunión en casa de Gobierno. El acuerdo incluye una cláusula gatillo para que en septiembre y en diciembre se revise y se ajuste el salario si la inflación llega a superar el 18%. Encabezó el encuentro Regino Amado, ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, junto a Juan Pablo Lichtmajer, ministro de Educación y Eduardo Garvich, ministro de Economía. Por los gremios estuvieron, además, Daniel Toledo (ATEP) y Edgardo Bessone (AMET).
El acta luego fue firmada por el gobernador de la provincia, Juan Manzur. “Fueron reuniones arduas y técnicamente sólidas, donde primó llegar a un acuerdo para que las criaturas estén en la escuela”, manifestó el jefe de Estado. El mandatario provincial aseguró que este año quiere cumplir con los 180 días de clases, al igual que en 2016. “A partir del miércoles nuestra esperanza es cumplir con esta meta y se lo planteamos así (a los gremialistas) y estuvieron de acuerdo”. Además, los docentes recibirán un adicional de $ 500 en marzo y el mismo monto en septiembre, correspondiente al rubro Capacitación Docente.
Con este incremento el docente que se inicia cobrará en septiembre $ 14.000, dijo Ruiz. “Esto sería para el cargo testigo de maestro de grado o el profesor de 15 horas”, aclaró. También a partir de enero de 2018, agregó la gremialista, se incrementarán “los puntos de todos los cargos que están por debajo de los 181 puntos y un aumento a preceptores que tienen en las escuelas secundarias mayor carga horaria”.
El acuerdo también fue informado al gremio de docentes privados, Sadop, dijo el ministro Amado. Si bien habían manifestado su adhesión al paro del lunes y martes, Amado reconoció que el inicio de las clases depende mucho de cada establecimiento educativo y el acuerdo con sus docentes.
Paro nacional
El gobernador prefirió no opinar si desde el Poder Ejecutivo apoyan la intención de los docentes provinciales de que se abra una paritaria nacional.
“La adhesión va a ser sin asistencia a los lugares de trabajo lunes y martes apoyando esta lucha nacional, a pesar de que en cada provincia se está trabajando en los acuerdos salariales”, expresó Ruiz.
Y agregó que el objetivo es conseguir una paritaria nacional “que establezca un sueldo mínimo inicial que permita que todas las provincias posibiliten un incremento en el incentivo docente”.
"Cumplimos la palabra, hay paz social"
“Prudencia” y “previsibilidad” fueron los ejes centrales de las declaraciones que Juan Pablo Litchmajer (Educación) hizo después de firmar el acuerdo de paritarias con los docentes. Destacó la voluntad política del gobernador Juan Luis Manzur, y el vicegobernador Osvaldo Jaldo en el arreglo que tuvo lugar a ultima hora del ultimo día de la semana. “Esta es la voluntad política del gobierno de Tucumán, entendemos la educación como una inversión y estamos reafirmando nuestra inversión, hay paz social y los chicos vuelven a las escuelas el próximo miércoles. La provincia es previsible, está ordenada”, expresó el funcionario.
La ausencia de porcentajes fue una característica de estas paritarias pero el jueves, cuando los gremios salieron “muy decepcionados” con la propuesta que el ministro de educación, junto con Regino Amado (Gobierno) y Eduardo Garvich (Economía) les hicieron del 22%, se conocieron las cifras alrededor de las cuales se originaba la polémica. Finalmente, en un punto más arriba (23%), el Frente Gremial Docente cerró el acuerdo. “Es un acuerdo responsable, serio, y hay que poder cumplirlo, cuando decimos que cuidamos a los maestros es así, no solamente en sus lugares de trabajo sino también con la política de inversión en la educación”, concluyó Litchmajer.
"Apostamos al buen salario del trabajador"
“En un gobierno justicialista siempre vamos a estar apostando a que el trabajador este mejor”, declaró el Ministro de Gobierno Regino Amado después de cerrar el acuerdo con el Frente Gremial Docente en un sueldo inicial de $14.000 a partir de septiembre.
“Este es el fin de un trabajo arduo y técnico de varios días y muchas reuniones y, sobre todo, haciendo caso a lo que el Gobernador nos pidió: poner lo máximo que podíamos”, dijo el ministro.
Destacó que la provincia se encuentra entre las tres únicas del país que mantuvieron y aumentaron el empleo un 5.3% y explicó que la estrategia del Gobierno es apostar a que el trabajador tenga un buen salario para que “se vuelque al consumo”.
La semana que viene comenzarán las negociaciones con los demás sectores de la administración publica y con un antecedente de la paritaria docente que está cinco puntos por arriba de lo que imponía Nación (18%).
“Estamos muy contentos por los docentes, los niños que van a poder estar a la escuela y la tranquilidad de los padres al ver en las noticias de todos los canales, cuando en el país hay una incertidumbre total de si empiezan las clases o no, que en Tucumán empiezan en un día muy especial el 8 de marzo, el día de la mujer”, expresó Amado.
En Buenos Aires rechazan la conciliación y les descontarán los días de paro
BUENOS AIRES.- El conflicto por la paritaria docente bonaerense se recrudeció tras el rechazo de los gremios a la conciliación obligatoria. El gobierno que encabeza la macrista María Eugenia Vidal anunció que descontará $ 650 por día a los docentes que no acaten la conciliación obligatoria ante el paro nacional del 6 y 7, en el inicio del ciclo lectivo. Los funcionarios aseguraron que las jornadas perdidas se recuperarán en las vacaciones de invierno. Los gremios docentes bonaerenses calificaron a la nueva propuesta de la Provincia consistente en una suma fija no remunerativa, por única vez, de $ 800, de “vergonzosa” y ratificaron el paro.
“La propuesta fue vergonzosa. No nos ofrecieron una recomposición salarial. Por eso la rechazamos de plano”, cuestionó el titular del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, sobre la oferta del gobierno. El ofrecimiento incluía además de un aumento en función del incremento inflacionario, una suma no remunerativa que iba de los $ 800 a los $ 2.000 según el cargo.Según dijo, al insistir con no convocar a la paritaria nacional, “el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Educación Nacional, Esteban Bullrich, clausuraron la posibilidad de que el lunes y martes haya clases”. Baradel aseveró que el gobierno macrista “actuó de mala fe”, en tanto ratificaron que la conciliación obligatoria dictada “no tiene efecto alguno”.Los ministros bonaerenses de Trabajo, Marcelo Villegas; de Economía, Hernán Lacunza; y de Educación, Alejandro Finocchiaro, repudiaron la postura de los gremialistas. “Estatutariamente, no son vacaciones. Inclusive, los docentes tienen que estar en la escuela. Recurriremos a las acciones legales que hay, notificaciones, intimaciones, astreintes, y puede haber acciones sobre la personería gremial”, disparó Villegas. Por su parte, la conducción nacional del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), que lidera Mario Almirón, rechazó “el accionar del gobierno bonaerense y la decisión de dictar la conciliación obligatoria en el conflicto” del sector, y aseguró que el ministro de Trabajo provincial, Villegas, “no puede ignorar que el problema es nacional”. (DyN - Télam)
Publicar un comentario