29 ene. 2015

DESPIDIERON LOS RESTOS DE NISMAN CON APLAUSOS Y GRITOS

Entre aplausos y al grito de "asesina", llegó el cortejo fúnebre de Nisman
Tras una ceremonia íntima con amigos y familiares, y con incidentes en la puerta, sus restos son sepultados en el panteón de los mártires de la Amia.
El cortejo fúnebre con los restos del fiscal federal Alberto Nismanllegó a las 11 al Cementerio Israelita de la localidad bonaerense de La Tablada, partido de La Matanza.
El vehículo con el féretro, en medio de un fuerte operativo de la Policía Bonaerense, fue recibido con aplausos por un gran número de personas, algunas de las cuales portaban banderas nacionales, mientras que otras esgrimían carteles con consignas como "Justicia por el fiscal", "Nisman somos todos" y "La verdad no muere".
En el lugar, la diputada nacional de Unión PRO Patricia Bullrichdijo a la prensa que la inhumación de los restos del fiscal será "como enterrar a un pedazo de la República, porque lo que ha pasado es muy serio y muy grave".Por pedido de la familia, la ceremonia religiosa del entierro de Nisman será conducida por el Rabino Marcelo Polakoff, según informaron fuentes comunitarias a la Agencia Judía de Noticias, y los oradores serán el filósofo Santiago Kovadloff y el vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff.
Anoche, el velatorio fue reservado para los familiares y amigos más cercanos del fiscal, según informó la AMIA en un comunicado. Sin embargo, la visita de la Procurador Alejandra Gils Carbó no pasó desapercibida, por lo que algunas personas golpearon la puerta de su vehículo y gritaron consignas opositoras.
La AMIA y la DAIA solicitaron a sus instituciones adheridas que hoy, entre las 9 y las 13,mantengan día de duelo con la bandera a media asta. Es durante el horario del entierro de Nisman, donde todas suspenderán sus actividades comunitarias en señal de duelo, según indicó el director ejecutivo de la DAIA, Víctor Garelik.
Nisman fue encontrado sin vida el domingo 18 de enero, en el baño de su departamento en Puerto Madero, con un disparo en la cabeza de un revólver calibre 22. Sobre el escritorio se encontraba documentación que iba a utilizar horas después en su comparecencia ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados acerca de su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el canciller Héctor Timerman y el diputado Andrés Larroque, entre otros, por encubrimiento de los imputados iraníes.
Publicar un comentario