3 jun. 2015

NO HAY LUGAR PARA LA CAMPORA EN TUCUMAN

“La Cámpora” se quedaría sin lugar en el FpV local
Hace cuatro años, cuando el alperovichismo alistaba el armado del Frente para la Victoria (FpV) a nivel provincial, surgió un llamado de la Casa Rosada que resultó vital para los dirigentes de “La Cámpora”. Según los operadores de aquella época, esto permitió que el famaillense Jesús Salim integrara la lista oficial para la Legislatura, y el bellavistense Marcelo Santillán, la de la Cámara de Diputados de la Nación. Ambos resultaron electos, y sus mandatos vencen con los próximos comicios. Pero, según varios estrategas de la Casa de Gobierno, no habría lugares para camporistas en las boletas del FpV local. Altas fuentes del oficialismo le confiaron a este diario que, en las últimas semanas, el gobernador José Alperovich recibió los llamados de dos armadores nacionales del kirchnerismo: el diputado Andrés “Cuervo” Larroque y el secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” De Pedro. Voceros del mandatario expresaron que la respuesta habría sido negativa. De hecho, la nómina oficialista estaría integrada sólo por el núcleo duro alperovichista (ver “El ‘entorno’ y los intendentes....”). Si el gobernador no cede espacios, contrariamente a lo sucedido en 2011, los postulantes tucumanos de “La Cámpora” deberán salir por fuera del FpV. Sin embargo, esta idea es inaceptable para los “soldados” de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. “El Frente para la Victoria es un partido nacional, y la jefa es la Presidenta. Si no tenemos lugares en la lista para legisladores, tendrá que ser para diputado o senador”, señaló un referente local del camporismo. Las aspiraciones de “La Cámpora” de integrar el armado del FpV tomaron forma en febrero, cuando Salim, Santillán y otros dirigentes K visitaron a Alperovich para “pedirle pista”. Algunos, previsores de la falta de lugar en la nómina del Frente para la Victoria, ya armaron sus partidos para ir “acoplados” al oficialismo. Son los casos del funcionario de Anses, Gastón Robles, quien pretende llegar a la Legislatura por el oeste; y de Federico Casinelli, hoy en el PAMI, quien pretende ser parlamentario por la capital. Según las fuentes, desde el oficialismo también tentaron a Salim con una candidatura para la Intendencia de Famaillá. Pero con el ministro del Interior Osvaldo Jaldo “cerca” del postulante Alcides Salomón, el actual legislador Salim duda de esa posibilidad. Así, “La Cámpora” demandaría cuanto mínimo lo que obtuvo en 2011: un lugar para legislador, y otro para una banca nacional. Si lo primero parece complicado, más aún luce lo segundo. Para diputados, el FpV propondría a José López y a José Orellana (el tercer nombre debe ser de una mujer); para senadores, postularía al propio Alperovich y a Beatriz Mirkin. Los soldados K podrían pelear por el puesto que hoy detenta el “Mellizo”. Eso podría reeditar el duelo famaillense Orellana-Salim. Pero en “La Cámpora” aún confían en que tendrán el sello del FpV en paz. “Queda tiempo, tenemos confianza y no está nada dicho”, aseguró uno de sus referentes.
Publicar un comentario