6 nov. 2015

Creció el río y los vecinos de Escaba de Abajo quedaron aislados

El cruce ya fue habilitado, pero en el pueblo temen que las próximas lluvias agraven la situación.
Durante dos días, los vecinos de Escaba de Abajo revivieron una pesadilla: las lluvias de los últimos días generaron una creciente en el río Singuil y volvieron a quedar aislados, tal como pasó en abril de este año, tras el desborde del dique Escaba. La situación generó mucha preocupación en esta localidad del sur de la provincia: si esto ocurrió con las primeras lluvias de la temporada, temen que cuando empiecen a caer las tormentas fuertes el panorama se agrave.
El principal problema en Escaba de Abajo es que la creciente de abril derribó el puente colgante por el cual entraban y salían los vecinos del pueblo. Por esa razón, permanecieron varias semanas aislados. Todo cambió cuando bajaron las aguas y las autoridades construyeron un paso para que transiten los vehículos.
“Con las lluvias de esta semana creció el río y el paso provisorio quedó bajo el agua. A las maestras que habían ido a dar clases las intentaron sacar con el tractor, pero el vehículo se quedó en la mitad del río”, relató Héctor Gallo, vecino de Aguilares.
En Vialidad de la Provincia explicaron que el camino estuvo cortado hasta ayer, pero que ya fue habilitado.
Publicar un comentario