4 oct. 2016

EL VIERNES HABILITAN LAS NUEVAS OBRAS DEL AEROPUERTO DE TUCUMAN

Manzur, Dietrich y Cano inaugurarán la obra realizada en los últimos meses
“Estamos frente a una de las primeras obras empezadas y terminadas en el norte por la gestión Macri”, dijo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. "La operatoria es más ágil. Se bajó en media hora la salida de los pallets de bodega. Se cargó el avión en un tiempo de 45 minutos”. Un gerente de una compañía aérea realizaba este comentario a otro respecto del beneficio de las obras de ampliación de la plataforma comercial en el Aeropuerto Benjamín Matienzo. Desde la aeroestación tucumana salió ayer un Jumbo con una carga de 105 toneladas de arándanos. Se trata del séptimo vuelo, con destino a los Estados Unidos y a Europa. Hasta ahora, el promedio de carga de una aeronave era de una hora con 20 minutos. "En los hechos, estamos frente a una de las primeras obras importantes empezada y terminada en la gestión del presidente Mauricio Macri. Esto marca la nueva forma de hacer política que hay en la Argentina”, manifestó el ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich. El funcionario, junto con el gobernador Juan Manzur y el director del Plan Belgrano José Cano, encabezarán el viernes el acto de inauguración oficial de ampliación de la plataforma comercial del aeropuerto Benjamín Matienzo. No se descarta la presencia de Macri, en caso de que su agenda se lo permita. Los trabajos fueron encarados por el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna), y apuntan a que la aeroestación tucumana se convierta en el segundo establecimiento exportador del país. Dietrich remarcó que el objetivo es duplicar la venta al exterior de frutas frescas y, paralelamente, que el aeropuerto se convierta en la puerta de salida para la producción de las economías regionales. "Estimamos que se exportaría un 40% más de frutas frescas que el año pasado”, estimó el ministro en la charla telefónica con nuestro diario. Según Dietrich, esta meta fue alcanzada por la participación de todos los actores en una tarea coordinada entre Nación, provincia, productores y empresarios de carga aérea. "Este es el ejemplo del desafío que todos tenemos en la nueva Argentina; de que las promesas deben cumplirse en hechos, gastando sólo la plata que hay que gastar, ni un peso más de lo que se requiere y una gestión coordinada”, dijo.
En el marco del Plan Belgrano, que busca revertir con inversiones la deuda histórica que el Estado tiene con el norte argentino, la nueva plataforma supone una inversión de $ 150 millones. Sin embargo, el plan es más ambicioso, ya que la Nación proyecta ejecutar otros $ 450 millones a partir del año que viene para la mejora en las pistas de aterrizaje y para la renovación integral de la terminal de pasajeros. Es posible que en el transcurso de la jornada la nueva plataforma sea habilitada por la Administración Nacional de Aviación Civil Argentina (ANAC). Según el Ministerio de Transporte, los aviones de gran porte podrán operar sin restricciones, durante las 24 horas, y en forma simultánea con los vuelos comerciales y sanitarios. Además, se mejoraron las calles que vinculan la plataforma con el sector de cargas donde se almacena la fruta. "Hablamos de una infraestructura importante que redundará en beneficio de la productividad, del desarrollo y del empleo para el norte del país”, precisó Dietrich. Según el gobernador Juan Manzur, el primer paso ya fue dado: ampliar la plataforma comercial del aeropuerto Teniente Benjamín Matienzo. "Ahora se viene la mejora de la pista, para que el aeropuerto se modernice con las características propias de las mejores instalaciones en la materia”, manifestó ayer . El titular del Poder Ejecutivo destacó las obras de infraestructura encaradas por la Nación, sobre la base de un viejo proyecto concebido por el Instituto para el Desarrollo Productivo de Tucumán (IDEP) para mejorar la logística provincial. "Creo que esto es un avance muy importante para fortalecer la capacidad productiva de la provincia”, indicó Manzur, que también resaltó el trabajo coordinado con el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, con los empresarios del sector aeronáutico y, especialmente, con los productores de frutas locales. "Tenemos que ampliar la comercialización externa hacia otras producciones, como por ejemplo las semillas y otras frutas frescas con valor agregado”, puntualizó el gobernador. Manzur reconoció que, para la ampliación de la pista, el aeropuerto deberá cerrar, al menos, durante tres meses. En ese sentido, en el Gobierno se barajaron algunas fechas. La primera fue entre enero y marzo, pero fue descartada por la humedad existente en Tucumán en esos meses, reconoció ayer el titular del Ente Tucumán Turismo, Sebastián Giobellina. Entre agosto y octubre tampoco es posible, porque es el período de comercialización de frutas. Lo más probable, si avanza el proyecto oficial, es que la aeroestación cierre entre mayo y julio. "El aeropuerto puede ser similar al Aeroparque, por los servicios que se prestarían. Habrá una o dos mangas más, se usarán las dos plantas del edificio (arriba para el ingreso a la pista; abajo para brindar más servicios”, detalló Giobellina.
Publicar un comentario