16 dic. 2016

Viajar en ómnibus será un 34,5% desde enero

La mayoría de los ediles avaló una nueva actualización de la tarifa urbana, que pasará de los $ 6,95% a $ 9.35 el próximo mes La ordenanza aprobada ayer debe aún ser promulgada por el intendente, Germán Alfaro. Los concejales también aumentaron el valor del servicio de taxis. La tarifa de colectivos y de taxis aumentará a partir de enero, gracias a los votos de concejales radicales y peronistas. El boleto en las 14 líneas urbanas subirá de $ 6,95 a $ 9,35. La bajada de bandera de los taxis pasó de $10 a $13, y la ficha cada 100 metros pasó de $1 a $1,30.  La mayoría del interbloque Acuerdo para el Bicentenario (ApB), afín a la Intendencia, y los ediles de Tucumán Crece-PJ dieron los votos ayer en el Concejo para aprobar las subas en el transporte. A los votos negativos de Ricardo Bussi, Eduardo Verón Guerra (ambos de Fuerza Republicana) y del presidente Javier Aybar (aliado al intendente Germán Alfaro), se sumó el rechazo de Sandra Manzone (Coalición Cívica-Ari, dentro del ApB). El aumento de colectivos y de taxis se aprobó por el mismo resultado: 14 a 4. “Este incremento es el resultado de un delicado equilibrio entre los intereses de los vecinos y el de nosotros, de garantizar el servicio. No es un tema fácil y a nadie le gusta dar noticias de aumentos. La inflación este año supera el 40%, pero el aumento en la tarifa de colectivos no llega al 35%”, se justificó Rodolfo “Johnny” Ávila, presidente de la comisión de Tránsito y Transporte. Bussi criticó la suba con una encendida alocución, que se extendió por casi 20 minutos. Afirmó que en una semana juntaron más de 10.000 firmas de vecinos que se oponen al incremento. “Estamos entre las ocho provincias más pobres del país, 30.000 tucumanos están sin trabajo y casi el 44% de la población está en la pobreza. La Asignación Universal por Hijo subió un 16%, las jubilaciones un 15%, pero nosotros daremos ahora una suba del 35%, y ya en febrero dimos un 40% de ajuste. Tenemos la tarifa más cara de la región. Busquemos otro modo de mejorar el servicio, no caigamos sobre el bolsillo de los vecinos con este tarifazo”, disparó el presidente del bloque Fuerza Republicana. Dante Loza, presidente del bloque Tucumán Crece-PJ, coincidió con “Johnny” Ávila (ApB), en lo difícil que era conceder aumentos, pero aseguró que la medida servía para no afectar los 3.700 puestos de trabajo de las empresas de colectivo.
“Si seguimos abocados a discutir una o dos veces por año la situación del transporte en cada aumento de tarifa, estamos perdiendo el horizonte”, comenzó a argumentar Manzone. La edil criticó que entre 2015 y 2016, sumando los incrementos, hubo un 93,48% de suba a la tarifa (en ese tiempo el boleto pasó de $4,83 a $6,95 y ahora a $9,35). Respecto a la tarifa de taxis comparó los valores con la ciudad de Buenos Aires: “en CABA la bajada de bandera cuesta $23, y la ficha cada 200 metros está en $2,30. Es decir, que desde enero los taxistas tendrán una ficha cada 100 metros más alta que la de los porteños ($1,30). Un viaje de 10 kilómetros en Buenos Aires sale $140, y en nuestra capital saldrá $143. Tenemos una tarifa de elite para taxis que dejan muchísimo que desear”, justificó su voto negativo. El radical José Francisco “Lucho” Argañaraz, vicepresidente de Transporte, se quejó de la “demagogia” de algunos ediles. “Reconozcamos que logramos que se cumpla el compromiso de renovar 58 coches de colectivo en el año. No digan que no pensamos en los trabajadores, porque la tarifa social se mantendrá igual que antes, a $6,24. Comprando el abono de 22 viajes cada boleto cuesta (con descuento) $5,56. Remarquen eso en todos lados”, defendió el radical.
Publicar un comentario